Epic Mickey ya triunfa en su casa

Ser un ratón y llamarse Mickey sigue siendo garantía de éxito, al menos en Estados Unidos. Allí, el último título con el favorito de Disney ha alcanzado 1,3 millones de unidades vendidas. Algo inusual para un juego de Wii que no lleva a Miyamoto en su ADN.

Quizá este resultado consiga que Disney se replantee sus últimos movimientos, que parecen alejar a la compañía de la creación de juegos. Algo que echaremos de menos, después de títulos como Pure y, por qué no, Epic Mickey. Desde ahora, parece que seguirán una política de licencias, como otras productoras importantes, que dejan el trabajo a equipos especializados y externos.