Un estudio revela que la tecnología 3D no es buena para los niños pequeños

Según hemos leído en GamesIndustry, un nuevo estudio llevado a cabo por una asociación francesa ha desvelado que utilizar tecnologías 3D en niños menores de seis años puede resultar perjudicial para su vista.

La consola portátil de Nintendo es uno de los regalos preferidos por los niños en estas fechas. Sin embargo, tras los últimos datos sacados a la luz por un estudio, puede que no sea lo más indicado para ellos.

La nueva investigación llevada a cabo por ANSES, asociación se salud y seguridad de Francia, ha revelado que los niños menores de seis años no deberían exponerse a las imágenes 3D estereoscópicas utilizadas en televisores 3D o consolas portátiles como Nintendo 3DS, por posibles problemas en el desarrollo de sus sistemas visuales.

Los resultados publicados a principios de noviembre revelan que un proceso en el centro de procesamiento del cerebro llamado 'convergencia-alojamiento-conflicto' podría resultar perjudicial para la vista de los más pequeños. En adultos, este efecto deriva en cansancio en la vista o dolores de cabeza leves, pero en niños, forzar el enfoque y la perspectiva que crea la ilusión 3D podría estar enseñando mal al cerebro.

"En los últimos años hemos visto un incremento en el desarrollo de técnicas audiovisuales en 3D. Su crecimiento plantea la cuestión sobre el posible impacto en la salud, y en particular, en la vista humana."

"En el mundo real, para percibir la profundidad, los ojos convergen (se dirigen al mismo objeto) y se acomodan a la misma distancia. La creación de efectos estereoscópicos artificiales por medios técnicos hace imposible para el ojo respetar este principio. El alojamiento de los ojos a una pantalla y la convergencia en un objeto situado en primer o segundo plano de la pantalla, hace que no se produzcan a la misma distancia."

Tras la publicación de estos resultados, Nintendo ha emitido un comunicado en el que reconocen los datos del estudio y han destacado que siempre han recomendado no usar las características 3D en niños menores de seis años desde que lanzaron la consola en el año 2011.