Expediente X - Resumen del Episodio 10x01 "Mi lucha"

¡Llegó el ansiado día del regreso de Expediente X a la televisión con una 10ª temporada! Ayer Fox lanzó la serie y te contamos qué pasó en el episodio.

Ayer noche Fox emitió el primer episodio de la 10ª temporada de Expediente X en prime time. Titulado "Mi lucha" ("My Struggle"), nos permitía ver uno de los reencuentros más esperados de la televisión: el de Fox Mulder y Dana Scully. ¿Quieres saber cuáles serán las líneas argumentales de la serie? ¡No hay problema, te lo contamos todo! Y ahí va el primer minuto de la serie, por cierto:

¡CUIDADO, SPOILERS! La introducción de la serie, que se mostró antes de los títulos de crédito (y son por cierto los de la serie original tal cual), es una breve narración que resume el devenir de la serie y de la obsesión personal de Mulder por demostrar la veracidad de los Expedientes X y de la trama que ha tratado de silenciar la presencia extraterrestre en la Tierra.

Vaya por delante que todo eso va a dar un giro de 180 grados en este episodio piloto que nos hará navegar por aguas más turbulentas. El guión señala de hecho la mayor conspiración de todos los tiempos y afecta a... seres muy humanos (buen enganche con la segunda temporada de la serie, por cierto). 

La última vez que vimos a Mulder y Scully juntos fue en la película del 2008 Expediente X: Creer es la clave. Entonces eran pareja, vivían alejados del FBI y se habían retirado de los casos narrados en otra película más y nueve largas temporadas (202 episodios en total). Compartían entonces cama y el dolor por los hijos perdidos de Scully (la fallecida Emily y William, dado en adopción por su propia protección)... Pero ahora, el tiempo ha pasado, Dana trabaja en el Hospital Nuestra Señora del Socorro ayudando a niños con graves problemas y Mulder, tras pasar una profunda depresión, sigue sumergido en sus paranoias.

 

Lo que les reúne es una llamada de su antiguo jefe Walter Skinner cuando un teórico de la conspiración llamado Tad O'Malley dice tener evidencias de los hechos que trataron de probar ambos en su etapa en el FBI. La clave de todo es Sveta, una mujer que dice haber sido abducida repetidamente y a la que se le habría realizado toda clase de pruebas médicas extremas incluyendo la hibridación con extraterrestres y las extracción de fetos no-natos.

 

 

Mientras Scully secuencia el genoma de Sveta (y el suyo propio ante su sospecha de que podría tener ADN extraterrestre), Mulder visita unas instalaciones ultrasecretas en las que se ha replicado un transporte alienígena que cuenta con energía toroidal y tiene la capacidad de desaparecer a una velocidad inusitada.

 

Aunque empiezan a dudar de la veracidad del testimonio de Sveta, cuando todo empieza a desmoronarse queda claro que son seres humanos los que abducían a la joven emulando ser aliens para realizar esos experimentos y deciden pararles los pies a "esos cabrones" que señala Scully y que no sabemos exactamente a qué poder obedecen, ¿son el gobierno, una logia o una trama mundial? Lo veremos...

 

 

La guinda del pastel: la reaparición de El Fumador (el malo oficial de la serie a quien se daba por muerto) y con Mulder y Scully oficialmente recuperando su placa de agentes del FBI a las órdenes de Skinner. FIN DE LOS SPOILERS.

 

Ya os contamos que la crítica estadounidense había recibido con cierta frialdad el comienzo de Expediente X, muy probablemente porque el guión es bastante flojo en los diálogos entre Mulder y Scully (ella es particularmente plana en sus intervenciones mientras que él se marca unas parrafadas densas y muy explicativas) y por lo "cutres" que resultan las imágenes de la recreación del accidente de Roswell de 1947.

 

Los fans de Expediente X no obstante consumirán con fruición esta nueva etapa de la serie, que por supuesto, nos va a tener enganchados al televisor de principio a fin. Mucho tendría que decaer la cosa para que no aguantáramos los 6 episodios que componen esta 10ª temporada. Y ojo, que Chris Carter ya ha dicho que el formato es tan flexible que tiene balas en la recámara para mucho más.