Expediente X- Resumen del episodio 10x04 "De nuevo en casa"

Ya hemos visto "De nuevo en casa", el cuarto episodio del regreso de Expediente X y te ofrecemos a continuación el resumen completo.

La décima temporada de Expediente X da un nuevo giro con "De nuevo en casa" un episodio en el que empieza a desarrollarse la historia personal de Mulder y Scully más allá de las breves pinceladas del primer episodio.

¡CUIDADO, SPOILERS! El capítulo comienza con un asesinato extraño: un hombre de dimensiones gigantescas desmembra a un desalmado cuya finalidad es desalojar un barrio de indigentes a la fuerza. Conocido entre ellos como Trashman (el basurero), parece ser una figura capaz de "defender" los intereses de los sintecho.

Cuando están investigando en la escena del crimen Scully recibe una llamado de su hermano que le informa de que su madre ha sufrido un infarto y está en estado crítico en Washington. Se desplaza allí y ve cómo su madre se encuentra en coma. La enfermera le dice que ha preguntado por su hermano Charlie, del que estaba distanciada. 

Entre tanto Mulder sigue investigando: no hay huellas y solo encuentra una tirita en la que no hay material orgánico. Una de las mujeres que abandera la lucha contra los realojos de indigentes en su zona es asesinada del mismo modo, siendo desmembrada mientras que Mulder investiga unos misteriosos grafittis que aparecen en las calles con la figura del "hombre de la tirita". 

Aunque Scully se esfuerza en mantener con vida a su madre, ésta ha cambiado su testamento vital y ha pedido no ser mantenida con vida de forma artificial, así que los médicos proceden a desintubarla. Mulder va a apoyarla en ese momento. A pesar de encontrarse en estado crítico, sobrevive al proceso y Scully recibe una llamada de su hermano Charlie. Cuando su madre escucha su voz a través del altavoz del móvil, despierta pero, tras nombrar a William, el hijo de la pareja y su nieto, fallece repentinamente despertando en Scully un enorme remordimiento por haber dado en adopción al pequeño.

Tras este dramático suceso, la investigadora decide focalizarse en el trabajo y vuelven al caso de Trashman, hallando al autor de las pinturas y, parece ser, al creador de la figura del defensor de los indigentes que por cierto vuelve a atacar cometiendo un nuevoa asesinato. Por lo que pueden indagar, consigue proyectar la indignación por el maltrato que sufre el colectivo en esa figura que utiliza la violencia como medio para mantenerlos con cierta dignidad. Scully le reprocha al artista hecho de que sea el responsable final de los asesinatos, y él decide desaparecer cambiando el rostro de Trashman. La lectura personal de Scully es que el mensaje de su madre antes de morir y el del propio caso es que tiene que asegurarse de que su hijo está bien aunque nunca pueda relacionarse con él, saber que de alguna forma está haciendo bien las cosas haciendo frente a su responsabilidad como progenitora. FIN DE LOS SPOILERS.

Por lo que podemos ver la trama de la gran conspiración sigue estancada, pero emocionalmente este cuarto episodio de Expediente X sí da un gran paso al frente desarrollando más la relación entre los protagonistas e incluso mostrando flashbacks de algunos de los momentos más intensos que han vivido juntos: el coma de Scully, el parto de William, la decisión de darlo en adopción... El caso investigado de hecho termina hilándose con esta trama personal de forma que, a pesar de ser un hecho aislado, un expediente autoconclusivo, sí que ayuda a fortalecer la historia general. Somos responsables de que lo que creamos. Seguiremos informando... 

¿Necesitáis un repaso? No pasa nada, aquí tenéis un resumen de los primeros episodios de la serie. ¡Expediente X ha vuelto con vistas a quedarse!