Fallout 4 - Los mods llegan a PS4 y Xbox One para quedarse

Fallout 4 acaba de estrenar los mods en Xbox One y muy pronto lo hará en PS4. Una vez disfrutados, tengo claro que los mods llegan a la industria consolera para quedarse.

La fiebre por los mods no es, ni mucho menos, nueva. Después del gran pelotazo que supuso Counter-Strike (que nació como mod de Half-Life) un buen número de compañías desarrolladoras de PC (id Software, Valve, Bethesda, Firaxis, Crytek, Epic, etc…) se volcaron definitivamente con la comunidad de modders (creadores de mods).

Para ello les proporcionaron todo tipo de herramientas oficiales para facilitar su trabajo, tutoriales y la documentación necesaria para que las obras de la comunidad mejorasen en calidad y cantidad. La cantidad de sagas y videojuegos sobre los que se han realizado todo tipo de modificaciones es tan larga que no quiero aburriros pero ahí van unos cuantos: Elder Scrolls, Fallout, Grand Theft Auto, Unreal Tournament, Doom, Wolfenstein, Half-Life, Dragon Age, The Witcher, Battlefront, el propio Counter-Strike, Battlefield, Tomb Raider, Knights of the Old Republic, Warcraft, Dark Souls,…

Pero vamos a lo que vamos, que los jugadores de PC ya conocen de sobra el mundo de las modificaciones, por suerte para ellos. La novedad es que gracias a Fallout 4 han llegado, por primera vez, a consolas. En Xbox One ya están disponibles desde el pasado 31 de mayo y llegarán a PS4 en algún momento de este mes de junio. El soporte oficial de Bethesda para los mods llegó a PC en abril aunque, como es costumbre en estos casos, son otras plataformas no oficiales como Nexus las que alojan la mayor cantidad de mods para el juego. Por eso no nos extraña nada que los mods en Xbox One hayan generado 50 veces más tráfico que los de PC.

El caso es que los mods se han estrenado en consola y, como digo en el titular, creo que han llegado para quedarse. Después de ver cómo funcionan los mods en Xbox One y disfrutar de un buen número de ellos tengo claro que ya no hay vuelta atrás. Y es que Fallout 4 ha sentado unos precedentes en consolas que no creo que otras compañías puedan saltarse a la torera. Estoy convencido de que para Bethesda ya no hay vuelta atrás, especialmente en juegos de desarrollo abierto como el futuro Elder Scrolls VI y espero que muchas otras compañías no se anden con remilgos y decidan seguir los pasos de Bethesda. Está demostrado que se puede hacer, así que no hay excusas.

Después de unas cuantas horas trasteando con los mods de Fallout 4 en Xbox One me he encontrado de todo: llenar la Commonwealth de vegetación para acabar con la tristeza vegetativa que asola el Yermo, sables láser a lo Star Wars para ir dando sablazos a todo el mundo, kit de armas actuales, devolver a Sanctuary Hills su aspecto de antes de la guerra, decorar nuestro Pip-Boy con motivos de Nuka-Cola, decenas y decenas de nuevos peinados, la posibilidad de crear munición, mejorar el mapa del Pip-Boy para que se vean las carreteras que unen las distintas zonas, nuevas armaduras, cascos, aumentar el tamaño de los pechos de nuestro personaje y hasta ponerle lencería sexy o el traje de Deadpool.

Todas estas modificaciones ya resultan muy interesantes pero la mayoría son estéticas, como nuevas texturas de sangre más realista, por ejemplo. El verdadero meollo viene con mods mucho más ambiciosos y que de verdad modifican la experiencia de juego en mayor o menor medida. Me refiero a cosas como la posibilidad de construir nuestro propios refugios Vault-Tec bajo tierra, con todos los objetos que aparecen en los refugios a nuestra disposición en el editor de asentamientos.

Otro mod añade cientos de objetos para construir en los asentamientos. Hay de todo, para construir casas de madera, de ladrillo, invernaderos, con elementos del Instituto, etc… Es, sencillamente, mucho más de lo que ofrecía el DLC oficial del juego Wasteland Workshop que, obviamente era de pago. Pero es que hay mucho más, como un par de radios nuevas con decenas de nuevas canciones (algunas tan bestiales como las de Chuck Berry o Sam Cooke) y anuncios y tertulias locutadas por un elenco de más de 65 actores. Otros mods parecen simples ajustes, pero también cambian la experiencia, como los múltiples mods disponibles para hacer más difíciles los combates o la supervivencia y detalles como disminuir la inercia con la que los enemigos salen disparados al matarles para hacer que sus movimientos sean mucho más realistas, por ejemplo.

Pero no os voy a seguir aburriendo con los mods que están por llegar, como un mod que será más grande que la propia expansión oficial Far Harbor o con los que más flipado me tienen, aunque podría seguir un buen rato dando el “folloncico”, como dicen en mi pueblo.

No todo son cosas positivas en esto de los mods en consola. Las limitaciones de las propias máquinas, sus especificaciones técnicas, no permiten que muchas de las mejoras visuales que han aparecido en PC estén disponibles en consola. Además, sólo podemos acumular 2GB de datos de mods. Aunque aún no he llenado todo ese espacio, y tengo más de 40 mods activos en este momento, seguro que llegará el momento en el que tenga que ir sacrificando alguno de ellos para ganar espacio. Espero que Bethesda aumente la capacidad en los próximos meses. 

Por otra parte, los mods no oficiales que están en PC y que Bethesda no aprueba, como las referencias explícitas a otras propiedades intelectuales, como Star Wars sin ir más lejos, o los de contenido erótico-festivo, como desnudar a los personajes tampoco están disponibles en consolas.

Por otra parte, muchos de los mods que hay disponibles en PC hacen uso de la consola de comandos del juego (una especie de menú para introducir comandos con el teclado) que no está disponible en consola pero los modders han sido bastante ingeniosos y han solventado los problemas creando lugares físicos en los que acceder a la Cheat Room de PC o creando holocintas para el Pip-Boy que nos permiten escoger los comandos en una lista. Otros son más rudimentarios y directamente han creado contenedores en Sanctuary Hills en los que recoger las nuevas armas u objetos, por ejemplo, pero funcionan igual de bien.

En definitiva, estoy encantado con la llegada de los mods a las consolas. Diría que un 99,9% de la excitación me viene por lo novedoso del tema en consolas y seguro que a muchos usuarios de PC no les suscita la misma pasión porque lo dan por sentado. Lo entiendo. De lo que también estoy seguro al 99,9% es de que, para mi, ya nada volverá a ser lo mismo después de la irrupción de los mods en consolas y yo al menos exigiré, a partir de ahora, que los futuros juegos de este tipo lo incluyan también. Si finalmente el resto de compañías hace oídos sordos al griterío que está organizando Bethesda en consolas y deciden pasar de los usuarios de estas máquinas no incluyendo los mods yo lo tengo muy claro, los jugaré en PC porque yo esto no me lo vuelvo a perder.