FFXIII-2 aprovechará mejor el hardware

Consciente de las notorias diferencias entre versiones de Final Fantasy XIII, Square-Enix ha optado por una solución más práctica que la de camuflarlas con capturas inexactas.

Yoshinori Kitase, productor de la serie, ha detallado los avances técnicos que harán de FFXIII-2 un juego muy similar en Xbox 360 y PlayStation 3. Uno de los aspectos más criticados de FFXIII en Xbox 360 fue la pésima compresión de sus escenas cinemáticas, debido a las limitaciones del DVD9. Para solventarlo, se ha optado por narrar la historia a través del propio motor gráfico. Así, será el hardware de cada consola el que realice el trabajo. Algo más económico en todos los sentidos, excepto en tiempo de desarrollo.

La medida se toma gracias a la experiencia con el hardware actual, la madurez del motor de juego que se utiliza en Final Fantasy 13-2, así como la mayor cantidad de recursos que se pueden dedicar ahora desde dentro de Square-Enix, sin tener que recurrir a estudios externos al grupo principal. Una medida que, en Final Fantasy 13, ahorró mucho tiempo porque dejaba el trabajo de producción de vídeo en otras manos, pero que ahora se sustituye en pos de conseguir el mejor resultado global.