El Doctor Muerte podría ser una mujer

El Doctor Muerte, el principal villano de los Cuatro Fantásticos, podría cambiar de sexo y ser una mujer en la nueva reinterpretación del personaje en su reboot de Fox. 

Fox apuesta por el transgenero. O al menos si no es así, parecen decididos a sacudir los cimientos de la percepción cotidiana de los superhéroes y supervillanos de Marvel. Tras el anuncio de que Johnny Storm estaría interpretado por el actor afroamericano Michael B. Jordan, ahora nos llega la noticia de que podríamos ver a una Doctora Muerte en lugar de al Doctor Muerte.

La noticia nos llega a través de The Hollywood Reporter, quienes han comentado que el papel de Sue Storm, la Mujer Invisible y  esposa de Mr. Fantástico, podría recaer sobre dos nombres famosos: Kate Mara y Emmy Rossum, que os sonará por su papel de Bulma en la infecta Dragon Ball Evolution.

¿Pero qué tiene esto que ver con el titular de la noticia? Pues bastante. Al parecer, según el artículo la productora de Fox está apostando por los grandes nombres para su cinta y de ahí que incluso estén pensando en cambiar el sexo del personaje y que esté interpretado por una mujer. ¿Os imagináis a una Doctora Victoria Von Muerte como la del dibujo que os ponemos a continuación?

Sin embargo, estos cambios no son los únicos que se operan fuera de Marvel Studios a la hora de abordar las franquicias originales (para que luego haya quien critique a Disney, ejem). Sirva como ejemplo Amazing Spider-man de Sony Pictures. No hace mucho, Andrew Garfield señalaba que su Peter Parker podría explorar y experimentar con la homosexualidad, algo que hizo que más de uno pusiera el grito en el cielo. Y sin ir más lejos, el rumor de que Mary Jane fuera a ser la novia/villana que acompañaría a Harry Osborn como Duende Verde en esta siguiente película del Trepamuros, tampoco obtuvo buena recepción por parte del público.

¿Pero y vosotros, qué pensáis? ¿Creéis que estos cambios tienen sentido o, por el contrario, que se trata de una ruda frivolización de temas bastante serios, como la identidad sexual y el género, que las productoras explotan para montar ruido en torno a sus películas?