Fumito Ueda acapara todos los focos en Gamelab 2017

The Last Guardian

La edición Gamelab 2017, evento que como cada año tiene lugar en Barcelona, ha tenido al presencia de diversos ponentes relacionados con la industria del videojuego, como es el caso de Richard Garriot (quien además se llevó el premio honorífico), Sam Lake o Dino Patti entre otros. Pero sin duda, quien más atención mediática ha despertado ha sido Fumito Ueda. Por si alguien vive en una cueva y no le conoce, se trata del creador de ICO, Shadow of the Colossus y The Last Guardian, tres títulos con muchas semejanzas entre sí que destilan personalidad propia, y que han sido suficientes para que el creador nipón sea considerado como uno de los más influyentes de la industria del videojuego.

Fumito Ueda en Gamelab

Fumito estuvo desde el primer día del evento asistiendo a la charlas de otros ponentes y paseando tranquilamente por las inmediaciones del Hotel Hesperia Tower, donde se celebraba el evento, donde se le podía ver relajado y siempre amable ante los fans que le pedían una foto o un autógrafo. Un tipo cercano y accesible, en la medida de lo posible.

Llegó el momento de su conferencia, en la que el marco principal estaba puesto en que el creativo contase cómo crear un juego desde la imaginación. Siempre es interesante escuchar a un talento como es Fumito Ueda, aunque sí que es cierto que todos los asistentes salimos con la sensación de que la charla podía haber dado más de sí. No porque Ueda hablara o no de su idilio con Sony durante los diez años de desarrollo de The Last Guardian, o que nos contase algo sobre los nuevos proyectos que se traiga entre manos, algo que sabíamos de antemano que no iba a ocurrir. Sino porque el 'modus operandi' de la charla no fue una oda al ritmo, debido a que se realizaban las preguntas en inglés, la traductora se lo adaptaba a Ueda en japonés, quien obviamente respondía en su idioma, para acabar de nuevo con la traductora, esta vez transcribiendo las sensaciones del creativo nipón, esta vez en castellano. Una mezcla un tanto confusa que no dejó contentos ni a los anglosajones (quienes por lo menos tenían unos cascos en los asientos para acceder a la traducción simultánea de las respuestas en castellano).

Aun así, eso no fue óbice para que la charla diera de sí declaraciones interesantes. Fumito Ueda habló de su metodología a la hora de crear videojuegos tan profundos como los que lucen en su currículum. "No me centro en un enfoque concreto. Hay varios elementos y con la combinación de estos trato de crear una armonía. Eso es lo que importa. En el proceso de la creación siempre empiezo con lo visual. Primero pienso que tiene que ser un juego por el que no me importaría pagar para jugar. Provocar ganas de jugar es lo más importante". Ueda hizo referencia a un dicho japonés para refrendar la importancia de lo visual en sus juegos: "Ver una vez vale más que escuchar cien veces".

Shadow of the Colossus para PS4. Sony confirma que será un remake

Ueda también dijo que no suele tomar demasiadas referencias de otros directores, ya que "cada uno tiene su estilo propio a la hora de hacer videojuegos". También fue preguntado sobre poder plasmar su imaginación en otros medios. "Cuando me surge una idea pienso si se puede expresar en películas o en música, y al final voy eliminando elementos. Al final, lo que queda, solo se puede expresar en un videojuego. En cada momento comparo con otros medios y voy escogiendo. Desde el principio no hay otro fin, pero siempre lo comparamos con otros medios".

Lecturas recomendadas