El fundador de Megaupload lanza Mega

No de digáis que la vida de este hombre no da para una película... Por si parecía poco, un año después de su arresto, Kim Dotcom lanza un servicio de almacenamiento que promete ser legal y lo próximo será Megamovie y Megabox...

Estados Unidos acusa al informático de piratería y calcula que Megaupload causó pérdidas por valor de más de 500 millones de dólares (unos 377 millones de euros) a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (130 millones de euros).

 

De momento, de su situación legal solo se sabe que ha cambiado sustancialmente después de que una juez estimase ilegales las órdenes utilizadas en su detención y en el registro de su mansión. El juicio para su extradición se retrasa hasta el 12 de agosto, pero Dotcom no pierde ni un solo segundo de su vida y ya ha lanzado Mega en fase beta: un servicio de almacenamiento de datos que en sus dos primeras horas de vida consiguió 250.000 miembros. Sus últimas declaraciones son muy significativas: "Legalmente, no hay nada que pueda usarse para cerrar mi nuevo sitio, que es tan legítimo y tiene tanto derecho a existir como Dropbox, Boxnet o cualquier otro de los competidores".

 

 

Los que opten por el modelo gratuito tendrán 50 GB a su disposición para poder almacenar sus archivos, ya sean películas, música, videojuegos, fotografías o documentos. Se podrán contratar tres planes diferentes que ofrecen desde 500 GB hasta 4 Teras con una horquilla de precios que van desde los 9,99 hasta los 29,99 euros al mes y no existirán las cuentas de por vida.

 

Para evitar las leyes antipiratería que le pusieron en el ojo del huracán ha ideado un sistema de encriptación que codifica los archivos y genera una clave única para el internauta. La responsabilidad de los contenidos recae exclusivamente en los usuarios ya que ni siquiera los trabajadores sabrán qué guardan en sus servidores, aunque se almacenarán muchos datos de los clientes, incluyendo la dirección IP. El tipo es listo de narices, y, aunque así burla completamente las restricciones ha tenido la astucia de tomar una precaución: los archivos se replicarán en los centros de datos que Mega ha repartido en diferentes países, de modo que los contenidos podrán seguir siendo accesibles ante un eventual bloqueo gubernamental o desastre natural.

 

Los próximos pasos serán el lanzamiento de Megamovie, un servicio de vídeos, series y películas y Megabox, una plataforma mediante la cual los músicos podrán vender sus creaciones de forma directa, percibiendo el 90% de los ingresos y apartando a los sellos discográficos del negocio.

 

¿Es el momento de la "piratería legal"? ¿Os parece un negocio lucrativo o una vía de acceso diferente a la cultura? ¿Aniquila los derechos de autor o son las entidades que actualmente los gestionan las que han causado con su mala praxis que afloren webs como ésta?