GAMEFEST: probado Forza Motorsport 4

Juegos de velocidad hay unos cuantos en GAMEFEST 2011, pero probablemente uno de los que más colas genere sea Forza Motorsport 4 y no es para menos, viendo la que tienen montada. Un llamativo Ferrari 458 Italia nos recibe al lado de dos espectaculares sets con asiento de competición, volante de piel y pedales, cascos con sonido de alta gama y tres pantallas para que no nos perdamos ni un solo detalle del circuito.

Aunque parecía casi imposible, Turn 10 ha conseguido mejorar la sensación de realismo de entregas anteriores. El control es preciso y exigente a la par, sobre todo si jugamos en los niveles de más dificultad. La sensación de velocidad, sobre todo desde las cámaras en primera persona, está muy lograda. Todos los vehículos están detallados al máximo, tanto por dentro como por fuera. Es más, el modo Autovista es una delicia que hay que probar en directo. Aunque el pedazo de montaje que se han sacado de la manga la gente de Microsoft ayuda mucho a que nos sintamos como un piloto de verdad.

De lo que no hemos podido aprovecharnos aún es de las posibilidades que ofrece Kinect con Forza Motorsport 4. Sin embargo, en nuestro propio montaje sí que le hemos sacado partido a los modos 'arcade' y al headtracking, que reacciona muy bien incluso con poca iluminación. Además, las posibilidades para configurar la sensibilidad ayudan a que la experiencia sea más realista que nunca. ¿Una carrerita? En GAMEFEST 2011 lo tenemos 'fácil'. Lo difícil será conseguir una de las pruebas de conducción que se pueden ganar cada día y, más todavía, una de las Xbox 360 con Forza Motorsport 4 que se llevará el mejor de los cuatro finalistas que compitan el domingo.