GameStick cierra su kickstarter a lo grande

Al público le ha gustado la propuesta de GameStick, la pequeñísima consola basada en Android, lo que se ha traducido en un apoyo incondicional vía crowdfunding y con la financiación superando el 600% de lo necesitado.

A principios de año se subía al carro de consolas basadas en Android la pequeña GameStick, y la calificamos así porque el sistema en sí tan solo consta de un mando y un pen-drive que conectaríamos al puerto HDMI de nuestro televisor para lanzarnos de cabeza en todo lo que sea capaz de ofrecernos en la ambiciosa plataforma la comunidad.

Dos días después de comenzar su andadura en el mundo del crowdfunding, el proyecto prácticamente estaba a las puertas de alcanzar la meta inicial de 100.000 dólares. Hoy, tras finalizar oficialmente la financiación en Kickstarter, podemos decir que lo ha superado de largo, recaudando la friolera de 647.658 dólares y demostrando que su iniciativa (que no es que sea precisamente única) tiene gancho.

Aquellos que pusieron su granito de arena en la financiación y compraron GameStick en dicho periodo recibirán la consola en abril, mientras que el resto tendrá que esperar hasta algún momento por determinar para que se ponga a la venta a todos los públicos al atractivo precio de 80 dólares a falta de ver los diferentes packs que posiblemente se nos ofrezcan.

La guerra sólo acaba de comenzar entre las consolas que funcionarán con Android como sistema operativo. De momento la que tiene las de ganar es Ouya, que por algo fue de las primeras en salir a escena y enamorar al público, además de también batir todos los récords en Kickstarter al rozar los nueve millones de dólares de financiación, aunque Project Shield, el as que Nvidia guarda bajo la manga, también levanta pasiones por motivos evidentes.

Sea como sea, si estáis interesados en echarle el guante a GameStick y no habéis pasado por caja durante su Kickstarter, podéis inscribiros en su página web para ser avisados en cuanto esté disponible.