Los granjeros chinos están enamorados de Transformers: La Era de la Extinción

La transformermanía desatada en China a raíz del estreno de Transformers: La Era de la Extinción asalta el campo. Granjeros del país asiático han construído con material reciclado sus propias representaciones de los personajes a escala. 

Hace unos días ya os contábamos que Transformers 4, más conocida como Transformers: La Era de la Extinción, se había convertido en la película más taquillera de China. Estos datos demostraban que, efectivamente, la cuarta película de los robots con la que Michael Bay adapta el universo de los juguetes de Hasbro es todo un éxito en el gigante asiático. 

Pero la fiebre de Transformers va más allá. Al parecer los granjeros chinos han encontrado un nuevo hobby, especialmente geek, gracias a esta película. En Xiaoye, en la provincia oriental de Shandong, sus habitantes han aprovechado la llegada del verano para organizarse entre sí y valiéndose de materiales de desguace, los han reciclado para crear sus propias versiones Bumblebee, Optimus Prime, así como otros autobots y decepticons que aparecen en Transformers: La Era de la Extinción.

Este acto de devoción hacia los robots transformables arrancó el pasado mes, con el estreno de la película en China y, cuidado, no es que precisamente haya sido una actividad barata. Según se estima, ha habido casos de granjeros chinos que incluso han llegado a invertir hasta 16000 dólares (13000 euros, aproximadamente).

Ahora bien, esta aficción, según informan El Economista y The Guardian no se queda únicamente en el campo. Al parecer, el gusto por los Transformers se está extendiendo a otros sectores profesionales de toda China. De hecho, incluso ya se están utilizando como reclamo para negocios inmobiliarios. ¿Después de todo, quién no quiere una bañera que se transforme en un robot gigante, venido de otra galaxia?