Guerra Civil de superhéroes reales en Michigan

El conflicto entre un grupo de vigilantes enmascarados de Michigan ha dado lugar a una guerra civil de superhéroes reales, liderados respectivamente por el Batman de Petoskey y Bee Sting.

Las riñas entre superhéroes parecen no quedarse únicamente entre las páginas de un cómic. Aunque no esperéis una invasión Skrull ni nada por el estilo después de esta particular Civil War

El Batman de Petoskey y Bee Sting, dos de los superhéroes de la vida real de Michigan (EEUU) han entrado en conflicto abierto. Así lo señala The Detroit News. Ambos héroes, miembros de la comunidad local de supers reales, han empezado una guerra abierta, arrastrando al resto de los héroes de la ciudad con ellos en sendos bandos enfrentados. 

Los dos vigilantes, que hasta ahora mantenían buenas relaciones e incluso eran amigos, se han acusado mutuamente de todo tipo de fechorías y crimenes especialmente serios: fraude fiscal, amenazas de muerte, apropiación indebida de fondos para los sintecho, bigamia...

Adam Besso (Bee Sting) fue ya imputado en 2012 por asalto con violencia, yendo armado con una pistola, lo cual ya le hizo ganar no pocos amigos entre los superhéroes de todo el país. Tras su salida en prisión, meses después,  Besso, que había sido el líder del grupo de héroes de la ciudad, intentó reasumir sus funciones con poco éxito ya que había sido desplazado por su compañero, Batman.

Bajo el liderato del llamado Batman de Petoskey (cuyo nombre real es Mark Williams), el grupo parecía más cohesionado y la comunicación entre sus miembros también había mejorado. Sin embargo, y aquí empieza el cotilleo, la cosa se calentó cuando Williams anunció que tenía dos novias y que iba a traer a ambas a la cena de Acción de Gracias que organizaba esta Liga de la Justicia real. El anuncio soliviantó a Bee Sting, que acusó a su compañero de hipócrita, lo que hizo que éste le acusara a su vez de engañar a su propia ex-prometida, Mandy Wilson

A partir de ahí, las acusaciones se disparan. Wilson sacó los trapos sucios de su ex-novio, alegando que éste no sólo tenía caducado el carnet de conducir, algo que le podría valer la revocación de la libertad condicional de la que en la actualidad disfruta, sino que también usó la cartilla de beneficios sociales ella para conseguir alimentos para los sinhogar, lo cual también es constitutivo de delito al tratarse de un documento de beneficencia social que no permite su disfrute para terceras partes.

Pero Williams (Batman) tampoco queda limpio de escándalos. Cuando el ambiente más se ha caldeado, uno de sus amigos llegó a solicitar vía Facebook la dirección de su antagonista para hacerle una "visita". Esto a su vez fue secundado por algunas personas de su entorno, llamando al linchamiento y asesinato de Bee Sting. Una propuesta que, según declaraciones realizadas a medios norteamericanos, iba muy en serio. 

Fuente: Bleeding Cool // The Detroit News