Un hacker de PS3 encuentra trabajo en Google

A continuación os traemos la historia de George Hotz, un hacker que se hizo famoso por desmantelar el sistema de bloqueo de iPhone y hackear PlayStation 3, ahora trabajará con Google para mejorar la seguridad de la compañía.

Si os hablamos de George Hotz, puede que ese nombre no os suene de nada, pero si os decimos que es el hacker conocido como "GeoHot", que ha sido capaz de desbloquear el sistema de seguridad del iPhone y hackear PlayStation 3, puede que la cosa cambie un poco. Tras múltiples problemas legales por sus aventuras, se ha puesto en manos de Google para ayudar a la compañía con Project Zero. Recientemente descubrió un fallo en Google Chrome por el que le pagaron 150.000 dólares.

"Usted debe ser capaz de utilizar la web sin ningún temor a que criminales o actores patrocinados por el Estado, exploten los errores de software e infecten sus ordenadores, o monitoricen sus comunicaciones. Sin embargo, en los ataque sofisticados, vemos el uso de vulnerabilidad y eso es lo que Project Zero quiere solucionar. Esto tiene que parar.” Ha comentado Chirs Evans, en la web de Google. 

La contratación de Hotz no fue mencionada en el blog de Evans, pero las webs de tecnología Ars Technica y Wired se han hecho eco de ella. Antes de ponerse a las órdenes del gigante americano, George Hotz había trabajado con Facebook. De esta forma, el hacker ayudará a Google con Project Zero para descubrir errores de software que puedan ser utilizados de forma maliciosa. Los errores que encuentre serán almacenados en una base de datos externa con la que informarán a los proveedores del software.

George Hotz se hizo famoso en el 2011 por hackear PlayStation 3 y ser demandado por Sony, aunque más tarde alcanzaron un acuerdo en el que el joven se comprometía a no volver a eludir las medidas de protección de los productos de Sony. En caso de que se le ocurra volver a vulnerar la seguridad de Sony, se enfrentaría a una multa de 10.000 dólares por producto. Hay que destacar que Hotz no estuvo involucrado en los ataques de ese mismo año en PlayStation Network que estuvo sin servicio varias semanas, y que costó a Sony 170 millones de dólares.

Fuente: BBC