Héroes de Guardianes de la Galaxia: Groot

Es un árbol humanoide y de pocas palabras. ¿Quién es? La respuesta es, obviamente, Groot, uno de los cuatro componentes de la banda de héroes cósmicos de la próxima película de Marvel Studios: Guardianes de la Galaxia. 

No hay dos sin tres, ni tres sin cuatro. Después de hablaros de Mapache Cohete, el psicótico pistolero de Guardianes de la Galaxia, de su líder Star-Lord y de la letal Gamora, ahora es el turno de abordar al miembro más extraño de la banda que protagonizará la próxima película de Marvel Studios. Nos referimos claro, a Groot.

Groot, para los no familiarizados con los cómics, no es ningún estudiante de bachillerato al que le mordió una encima radiactiva, ni tampoco un genio con una armadura de roble  y, ni mucho menos, un pino al que le inyectaron el suero del supersoldado. Groot (al que Vin Diesel da voz en la versión original y al que cualquier de vosotros podéis aún doblar en español) es un básicamente eso: un arbol alienígena, inteligente y humanoíde. 

Groot, también conocido como Monarca del Planeta X, es posiblemente el miembro de los Guardianes de la Galaxia más longevo, editorialmente hablando. Su debut sucedió en 1960, en el número 13 de Tales of the Astonish. En este número, Groot fue  presentado entonces como un alien que llegaba a la Tierra para experimentar con humanos, uno de esos invasores tan simpáticos de la ciencia-ficción de la vieja escuela.

El personaje no tuvo mucha más trayectoria en los siguientes años, no obstante se le debe reconocer el mérito de ser creación de los propios Jack Kirby y Stan Lee, algo que no pueden decir ninguno de los otros Guardianes, cuidado. 

Posteriormente, Groot fue reciclado en calidad de clon para la serie de Hulk (siendo consecuentemente astillado y machacado por el gigante verde) y más adelante puesto al servicio de S.H.I.E.L.D. para su división paranormal de Comandos Aulladores. Su momento de gloria no llegaría hasta Aniquilación: Conquista, en la que volvería a ser reintroducido en la continuidad marvelita. 

Sin embargo, el lustre que tiene ahora el personaje, y toda su popularidad se debería su inclusión en la serie de Guardianes de la Galaxia. En esta serie se convertiría en uno de los principales y más importantes activos del grupo, gracias sobre todo a su capacidad de regeneración. Y es que Groot no puede morir, no al menos del todo. Mientras un brote de su cuerpo o un trozo de madera sobreviva y sea convenientemente plantado, Groot se regenerará al completo en cuestión de días. Esta habilidad ha demostrado ser muy util en los cómics, siendo la pieza clave de para la supervivencia del equipo en más de una misión suicida.

Tras la disolución del grupo en 2010, antes de su regreso de manos de Brian Michael Bendis hará un año, Groot viajó con Mapache Cohete (Rocket Racoon) durante un tiempo, convirtiéndose en una pareja inseparable. De hecho ambos ya prácticamente forman un dúo artístico e inseparable. Tanto es así, que esta relación de amistad se mantiene tanto en la película como en los actuales cómics. Y es que Groot también aparece en Rocket Racoon, la serie dedicada a su compañero de fechorías. 

Ahora bien, esta encarnación moderna y molona, que tanto gusta a sus fans marvelitas, aunque más bondadosa que su "antiguo yo" también resulta un tanto diferente a la original. Si bien el primer Groot, además de ser un mal bicho, era más prólijo en palabras, el moderno únicamente tiene una línea de diálogo: "Yo soy Groot". Esta es la única frase que le oiréis decir tanto en los cómics como en la película.

¿Significa eso que Groot es tonto, inculto o limitado? ¡Para nada! Al parecer, Groot es miembro de la realeza de una raza extinta ya. Esto le hace tener unos conocimientos muy superiores respecto a la media poblacional del Universo Marvel. Más aún, su "única frase" realmente es una ilusión auditiva. Sus cuerdas vocales son tan sofisticadas que los oidos de la mayoría de los seres vivos de la galaxia son incapaces de percibir los matices y lo único que oyen es siempre lo mismo. Así que escuchad atentamente sus palabras, quizá el próximo "Yo soy Groot" sea en verdad el poema más hermoso que jamás escuchéis.