La historia del padre que hizo a Link mujer

Cansado de tanto machismo en el cargo de protagonista de videojuego, un hombre cambió todos los pronombres de The Legend of Zelda Wind Waker para no desilusionar a su hija de tres años. 

Os vamos a contar la historia de un padre que, luchando por la igualdad de sexos y por el futuro de su hija, quizá no ha pasado a los anales de la historia pero sí que se ha hecho un rinconcito en nuestros corazones por sus esfuerzos en no desilusionar a su hija de tres años.

El buen hombre, un tanto cansado de que la amplia mayoría de protagonistas de videojuegos sean masculinos (ha habido bastantes quejas al respecto sobre los tres protagonistas de GTA 5, por dar un ejemplo), accedió a la ISO de The Legend of Zelda Wind Waker con un editor y, aprovechando que el cartoon Link es un tanto andrógino, cambió todos los pronombres personales para que el héroe verde del juego pasara a ser una heroína. El resultado lo tenéis en la imagen adjunta a este texto.

Y es que aunque pueda escogerse el nombre del protagonista, algo que debería definir el género en un princpio, en los diálogos se le trata en masculino siempre. Ante este panorama, el señor se puso manos a la obra porque no quería que su hija de tres años creciera pensando que las mujeres no podían ejercer de Héroe salvando a sus hermanos pequeños, por poner un ejemplo.

Este acontecimiento, que como es lógico ha dado la vuelta al mundo por muchos motivos, ha vuelto a levantar la polémica sobre la presencia de la mujer en los videojuegos, el machismo y otras tantas cosas que, como comprenderéis, no vamos a tratar porque estamos en una página que versa sobre el entretenimiento digital y en la que, temas más serios como la política, los debates ideológicos o la religión, no tienen cabida e intentamos dejarlos de lado dentro de lo posible.

Eso sí, no podemos evitar pensar cómo sería Link si fuera una mujer. Si estudiamos cómo nació el nombre del héroe del tiempo, éste surge de los primeros conceptos de la saga del galardonado Shigeru Miyamoto, en los que la Trifuerza era una suerte de chip y en los que la historia se desarrollaba tanto en el pasado como en el futuro, existiendo un personaje que hacía de vínculo entre ambas líneas temporales, de ahí el nombre (enlace, del inglés link). Así pues, éste no tiene ninguna carga sexual, por lo que podría haber sido tanto masculino como femenino, pero suponemos que la idea de salvar a una princesa es más atractiva, por norma general, que lo contrario. El asunto da para reflexión profunda, sin duda.

¿Creéis que algún día encajaría poder escoger el sexo del protagonista en un juego de Zelda? Quizá es demasiado tarde con 25 años a sus espaldas y con la imagen mental que tiene todo el mundo sobre la saga, pero nunca se sabe. Príncipe Zelda (o princesa, qué demonios), no suena tan mal, saliendo mejor parado que, por ejemplo, María la fontanera. ¿Qué pensáis vosotros?

Ir a la ficha Escribe tu análisis