Hobby Consolas en el Pax East. Diablo III

Boston no es sólo Cheers y los Celtics, también es la cuna de una de las ferias de videojuegos más importantes del país. Obviamente no podiamos perdérnoslo y nos fuimos a la ciudad más europea de EE.UU. para probar todos los juegos con nuestras propias zarpas. Esto es una parte de lo que dió de sí el primer día del evento.

Hemos viajado hasta Boston para comprobar de primera mano por qué el Pax East se ha convertido en una de las ferias de videojuegos más importantes del país. Después de conseguir nuestra acreditación nos detenemos en nuestra primera parada: la presentación de Blizzard. Como habéis podido leer en nuestra noticia al respecto se ha presentado en sociedad la versión de PS3 de una de las joyas de la factoría californiana, Diablo III.

El stand de Blizzard contó con largas colas durante los tres días que duró la feria. Tanto es así, que vista la numerosa afluencia, tuvieron que reservar varios puestos de juego para que la prensa pudiera llegar a probarlo. A nosotros no nos hizo falta, ya que fuimos invitados a disfrutarlo en exclusiva. Es más, fuimos el único medio español que se desplazó hasta Boston para seguir la feria.

Adaptando la saga a consolas

Trasladar Diablo III a consola, por primera vez en la historia de la saga, no es una tarea fácil pero después de probarlo, da la sensación de que en Blizzard nunca se han olvidado de hacer juegos para consolas. Aunque a simple vista (por el apartado técnico) no hay casi diferencias entre ambas versiones, se han introducido muchos cambios para adecuar la jugabilidad al mando de PS3.

El sólo hecho de mover a nuestro personaje con el stick izquierdo ya será un cambio sustancial, que aumentará la inmersión y transformará la experiencia de juego. Además, con el stick derecho podremos hacer esquives dependiendo de la dirección que pulsemos, lo que le hará que los combates estén aún más orientados a la acción.

El resto de ataques especiales y habilidades de nuestro héroe estarán asigandas a los botones sobrantes del mando, salvo el L1 que servirá para tomar una poción. De cualquier manera, podremos personalizar el control totalmente, asignando las habilidades que vayamos desbloqueando a los botones que prefiramos.

Una nueva interfaz

Otro de los cambios más notables será la nueva interfaz del juego. En lugar del complicado sistema de PC (lioso si usaramos el mando de PS3) dispondremos de un menú radial para equipar a nuestro héroe. Además, veremos (tanto durante el propio juego como en el menú) información de los objetos que vayamos encontrando, señalando claramente si es mejor que lo que llevamos equipado en ese momento. 

El sistema funciona a la perfección, simplificando la interfaz para adapatarla al control de la consola de Sony. Lo bueno es que no nos perderemos nada, porque al resaltar un objeto en el menú también podremos acceder al desglose completo de las estadísticas, igual que el de la versión de PC.

Adiós, si queremos, a internet

Otra de las novedades de la versión de PS3 será que no necesitaremos estar conectados a internet para jugar al juego. La versión de PC, como sabéis, nos obligaba a ello. Eso sí, obviamente no habrá ningún problema en estar conectados, sobre todo si queremos compartir la aventura con otros amigos juagndo online.

Lo mejor es que también podremos disfrutar la aventura al completo con 3 amigos sentados en nuestro sofá, jugando offline. Todo un añadido para la adaptación consolera que es muy de agradecer. El motivo de este cambio, según nos comentaron sus propios creadores, es que creen que los jugadores de consola no están permanentemente conectados online ya que muchas veces nos llevamos la consola a otra habitación que puede no tener acceso a internet. 

Pero esa no es la única novedad. Blizzard ha prescindido de la tienda de subastas online de la versión de PC, en la que podíamos comprar y vender los ítems que habíamos encontrado en nuestra aventura. Eso sí, los jugadores (tanto online como offline) dispondrán de un menú especial para intercambiar todo tipo de objetos, sin dinero real de por medio.

Esto está directamente relacionado con otro de los cambios. Y es que la cantidad de objetos que iremos encontrando será mucho menor, evitando que pasemos demasiado tiempo en los menús escogiendo y gestionando el inventario. Si piensas que es una pena y que puede que perdamos algunos de los mejores ítems, piénsalo dos veces.

Blizzard nos aseguró que lo que han eliminado son los objetos "basurilla" de poca monta, que llenaban nuestras sacas sin que nunca llegaramos a usarlas.

Como véis, esta adaptación estará cargada de novedades y diferencias con respecto al original de PC. Por nuestra parte, durante estas primeras partidas, nos han parecido todo cambios positivos, que funcionan a la perfección en consola. Eso sí, el debate está asegurado, ya que pueden no gustar a los fans acérrimos de la saga o incluso todo lo contrario, que los usuarios de PC se sientan en desventaja con todas estas novedades.