El Hormiguero - Ernesto Sevilla y su "gilipollas" a Javier Cárdenas

Cárdenas El Hormiguero

Por hache o por be, no sabemos cómo se las apaña Javier Cárdenas para estar en todos los 'saraos' que se montan en las redes sociales últimamente. Esta vez, el causante de la polémica ni siquiera ha sido él, sino el cómico y actor Ernesto Sevilla. Todos conocemos el tipo de humor con el que se las gasta Sevilla desde sus primeros monólogos, pasando por el maravilloso concurso televisivo de 'Smonka' hasta la sección que protagoniza en El Hormiguero, en la que reinterpreta las películas de los invitados en base a su título y siempre con esa atmósfera propia que tanto lo caracteriza. Verónica Echegui y Álex García visitaron la pasada noche el plató de El Hormiguero para presentar la suya, No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas, y claro, Sevilla se dejó llevar por su sección y acabó llamando "gilipollas" a Javier Cárdenas.

Durante su sección, el cómico aprovechó para hablar de "gente gilipollas o lo que a mí me parece gente gilipollas". Los que hablan de sí mismos en tercera persona; los que al salir del parking y meter el ticket siempre acaban saliendo del coche; los que llevan camisetas con chistes; los que dicen "mira que mal huele", y van y huelen; los que hablan con las plantas; y, como antesala de la polémica, los que visten a los perros, que, además, "se merecen la muerte". Todo en clave de humor que consiguió desternillar al público y a los invitados. Sí, todo bien, hasta la última que soltó: "O el presentador este que hace el anuncio de 'casualidad'. Ese es un gilipollas. O al menos en el anuncio lo parece", dice Sevilla. El cómico no quiso ir más allá, pero la frase ya era caldo de cultivo para la polémica en las redes sociales y Cárdenas no faltó a la cita:

 

 

No pareció hacerle mucha gracia, siendo lo más curioso de todo que lo que afirma el presentador es cierto: ambos trabajan para la misma casa. Cárdenas, además, quiso aprovechar el momento para fardar de su solidaridad con la campaña "Una casa, una vida" y de ahí esa introducción en el tweet. ¿Casualidad? El resto es historia, ya sabéis cómo funciona Twitter: