Hugh Jackman quiere a Lobezno en Los Vengadores

Hugh Jackman, el actor encargado de encarnar al popular hombre-X Lobezno en el cine, ha señalado que le gustaría ver a su personaje en las películas de los Vengadores. ¿Una declaración de intenciones o un anhelo imposible y platónico?

Hugh Jackman ha sido recientemente entrevistado por Collider.com acerca de su última película, Lobezno Inmortal, la cual llegará a las salas españolas el 24 de julio. El actor fue preguntado durante la entrevista acerca de la posibilidad de que su personaje apareciera en una de las futuras películas de Los Vengadores de Marvel Studios, un hecho complicado teniendo en cuenta que Lobezno y el resto de mutantes marvelitas son licencias adquiridas y explotadas por otro estudio, 20th Century Fox.

Atención a cuál fue la respuesta de Mr. Jackman respecto a esta cuestión. 

"Chico, me pregunto lo mismo. Tal cuál,  le hice la misma pregunta el otro día a Tom [Cohen] de Marvel, que trabaja con los otros estudios, con Sony y con Fox, lo que supone un trabajo de cooperación. Le dije 'Tío, ¿esto puedo hacerlo?', y él me dice, 'Mira, no va a ser fácil porque estás trabajando con estudios diferentes y ellos retienen sus propiedades'. Pero creo, y quizá soy optimista, que si Marvel está haciendo Los Vengadores, van a tener un montón de cosas que hacer, y  que en algún momento no van a tener otro remedio que juntar a Iron Man, y a todos los Vengadores, con Lobezno, Los X-men, Spider-man, y a todos cuantos haya por en medio". 

Esta idea, por supuesto, no es solo una elucubración febril de Jackman. De hecho, "Lobezno", ya tiene algunas ideas de cómo debería abordarse este proyecto tripartito:

"Yo no veo impedimentos. Pienso que, de acuerdo, tienes tres estudios, así que divide los costes entre ellos y así todos estarán contentos. Me encantaría, de hecho lo apoyo por completo porque creo que los fans de todo el mundo estarían encantados con esto". 

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Creéis que Marvel, Fox y Sony debieran dejar sus diferencias a un lado y cooperar? ¿O pensáis que se trata de una empresa tan complicada como imposible, que hace falta algo más que la buenísima voluntad de Hugh Jackman para conseguirlo?