The Humble Mobile Bundle crece con tres nuevos juegos

Another World, Funky Smuggiers y Raiden Legacy, se suman al catálogo del The Humble Mobile Bundle, mientras que Tripwire protagoniza la iniciativa semanal Humble Week Sale.

La última edición de la iniciativa Humble Bundle sigue creciendo al llegar al ecuador de su vida, tal y como ya estamos acostumbrados a estas alturas. En esta ocasión, el conocido como The Humble Mobile Bundle, que en el fondo es otro pack de juegos para Android, recibe tres nuevos títulos que expanden su catálogo hasta la cifra de nueve juegos.

Antes de que llegaran los nuevos juegos, el pack nos ofrecía a cualquier precio Anomaly Korea, Bladeslinger, Contre Jour y el omnipresente Plants vs. Zombies, mientras que si pagábamos más de la cifra media de todas las compras también podíamos hacernos con Metal Slug 3 y The Room. Las nuevas incorporaciones al pack, que son el mítico Another World, Funky Smuggiers y Raiden Legacy, se suman al último grupo antes mencionado.

Para haceros con todos los juegos que nos ofrece el bundle actualmente (y las bandas sonoras de siete de ellos de regalo), en estos momentos habría que pagar un mínimo de 5,58 dólares, una cifra la mar de atractiva teniendo en cuenta la calidad de los juegos que componen este The Humble Mobile Bundle. Si estáis interesados, os quedan sólo seis días hasta que esta edición llegue a su fin.

Por otra parte, la reciente otra cara de la iniciativa, la conocida como Humble Week Sale, se renueva dejando atrás a la ya extinta THQ y ofreciendo en esta ocasión varios títulos de Tripwire Interactive para PC. Pagando un mínimo de 1 dólar, conseguiremos los shooter bélicos Red Orchestra y Red Orchestra 2, mientras que si superamos la cifra media establecida, que en estos momentos es de 2,91 dólares, también nos haremos con Killing Floor.

Para más información os recomendamos, como siempre, echarle un vistazo a la página oficial. Y recordad que a la hora de pagar podéis escoger qué parte del dinero destinar a los organizadores de la iniciativa, a los desarrolladores (que últimamente parece que no tienen porqué ser independientes) o a la caridad.