Los indies españoles que llegarán a Xbox One

Los juegos indies han llegado para quedarse, y Xbox One les va a dar mucha importancia a través de su programa ID@Xbox, para no irle a la zaga a PS4 y PC. Este martes, Microsoft invitó a cinco estudios españoles para que mostraran, en una presentación, los títulos que están preparando: Anima: Gate of Memories,  Blues and Bullets, Yasai Ninja, Twin Souls: The Path of Shadows y Ziggurat.

Los juegos indies están cada vez más presentes en la industria, gracias a su formato digital, su menor riesgo comercial y, sobre todo, su originalidad, que se escapa de lo que suelen ofrecer las grandes superproducciones. En ese sentido, Microsoft ha apostado por favorecer la llegada de desarrollos independientes a Xbox One con su programa ID@Xbox, en el que muchos estudios españoles se han enrolado. Así, este martes, hemos tenido ocasión de asistir a una presentación en las oficinas de la compañía en Madrid para ver cinco títulos patrios que llegarán en los próximos meses: Anima: Gate of Memories (de Anima Project Studio), Blues and Bullets (de A Crowd of Monsters), Yasai Ninja (de Reco Technology), Twin Souls: The Path of Shadows (de un estudio fundado en Barcelona por estudiantes que acabaron recientemente sus carreras y un máster de videojuegos) y Ziggurat (de Milkstone Studios).

Hay que precisar que algunos de esos títulos llegarán también a PS4 y PC. Una vez hecha la aclaración, pasamos a contaros cuáles serán los planteamientos de cada uno. En la citada presentación, estuvo presente un desarrollador de cada título para explicar sus características y, además, había cinco demos jugables, lo que indica que se encuentran en un estado relativamente avanzado.

Anima: Gate of Memories

Desarrollado por Anima Project Studio, un equipo cuyo núcleo lo componen tres personas, fundamentalmente, este RPG de acción está inspirado en el juego de rol Anima: Beyond Fantasy, según contó Carlos Blas García. Su planteamiento será el de un ‘metroidvania’ en 3D, con toques de exploración y una gran primacía de los combates, que tendrán mucho de ‘hack and slash’, con diferentes tipos de ataques asociados a cada botón, en función de si el personaje está quieto, moviéndose o saltando. En ese sentido, la mayor peculiaridad del juego será que habrá dos protagonistas entre los que podremos alternar casi instantáneamente para encadenar combos. A medida que subamos de nivel, podremos adquirir diversas habilidades asociadas a un árbol de evolución (por ejemplo, será posible dejarse poseer por el demonio), de modo que la personalización de los protagonistas será muy amplia. La historia será fundamental. Anima: Gate of Memories no tendrá un desarrollo sobre raíles y será rejugable, pues tendrá multitud de finales y la acción transcurrirá de distinta forma en cada partida.

Al ver el juego en movimiento, nos ha recordado un poco a Castlevania. De hecho, uno de los protagonistas se parece bastante al Gabriel Belmont de Lords of Shadow 2. Como curiosidad, según figura en la página web del estudio, se ha contado con la contribución de Salvador Espín, famoso dibujante español de Marvel Comics.

Blues and Bullets

De este juego, no se sabía gran cosa hasta ahora, salvo que lo estaba desarrollando A Crowd of Monsters, el estudio que, recientemente, lanzó Funk of Titans en Xbox One. Daniel Candil, miembro del equipo, fue el encargado de dar los primeros detalles en la conferencia a la que asistimos. Se trata de un interesante thriller con una estética noir inspirada en los cómics de Frank Miller, de modo que el negro, el blanco y el rojo lo teñirán todo. El protagonista será el famoso policía Eliot Ness, que, veinte años después de detener a Al Capone, se verá obligado a volver al cuerpo para investigar el caso de un asesino que está perpetrando numerosos secuestros de niños en la ciudad de Santa Esperanza. De hecho, el propio Al Capone le pedirá ayuda, tras la desaparición de su nieta.

El juego combinará mecánicas de investigación y de acción. En las primeras, habrá que analizar diversas escenas en busca de pistas para elaborar tesis de lo que pudo suceder, como en Murdered Soul Suspect, LA Noire o los juegos de Sherlock Holmes. En cuanto a la acción, habrá momentos de tiroteos con coberturas. A priori, el sistema puede sonar a Gears of War, pero casi es más propio de un Time Crisis, pues la posición del protagonista por el escenario se fijará de forma semiautomática, a medida que abatamos enemigos. De vez en cuando, se podrán tomar también decisiones que afectarán a la historia, como ser amable o rudo con un personaje, tal y como sucede en los juegos de Telltale.

La intención de A Crowd of Monsters es lanzar cinco episodios, con plazos temporales de dos o tres meses entre cada uno. Está previsto que el primer episodio llegue en junio, y, según Daniel Candil, durará unas dos horas y media.

Yasai Ninja

De los cinco juegos indies que pudimos ver, éste, de Reco Technology (conocida por ser la responsable de Toro, el polémico simulador de toreo) es, seguramente, el más simpático y estrambótico. El encargado de presentarlo fue Francisco Encinas, que, en su día, fue director de Virgin España. La característica más destacada es que todos los personajes serán vegetales, con una ambientación en el Japón feudal. Así, el protagonista será una cebolla samurái y le acompañará un brócoli, que le instará a enfrentarse a un general interpretado por un pepino y a recolectar alidos. Yasai Ninja combinará fases en 3D con otras en 2D. En las primeras, habrá que luchar contra otros vegetales, de modo que, como no podía ser menos, los tajos se saldarán con los enemigos convertidos en rodajas. En las segundas, primarán los saltos sobre diversas plataformas.

La intención de Reco Technology es que el juego se ponga a la venta en junio de 2015, para Xbox One, PS4 y PC. Además, según comentó Francisco Encinas, podría haber potencial para trasladar la experiencia a otros campos, como el cine o los juguetes.

Twin Souls: The Path of Shadows

Este título está siendo desarrollado por Lince Works, un pequeño equipo barcelonés formado por gente que hizo un máster universitario especializado en videojuegos. De hecho, el juego es una continuación de su proyecto final de máster. Álvaro Muñoz fue el encargado de mostrarlo. La idea era hacer un juego de sigilo en tercera persona que combinara la filosofía de una saga clásica como Tenchu con otras más modernas, como Assassin’s Creed y Dishonored. Así, el protagonista es Aragami, un guerrero que, tras ser invocado en un cementerio, puede manipular las sombras y utilizarlas en su beneficio, para teletransportarse o eliminar enemigos (por ejemplo, al abordar a un rival a traición, puede salir un dragón del suelo y succionarlo). Como contraposición a las sombras, los enemigos se servirán de la luz, con lo que se buscará enfatizar el componente de sigilo.

El apartado técnico se caracterizará por el empleo del ‘cel shading’, que dará una sensación de dibujo. Twin Souls: The Path of Shadows llegará a Xbox One, PS4 y PC a finales de 2015, en una fecha aún por determinar.

Ziggurat

El último título indie que tuvimos ocasión de ver fue éste, desarrollado por Milkstone Studios, que ya fue publicado en Steam hace algún tiempo y que, a priori, debería llegar a Xbox One el 20 de marzo, aunque aún está pendiente de unos últimos flecos burocráticos. Alejandro González fue el encargado de presentarlo.

El juego será un shooter en primera persona con mecánicas de ‘roguelike’, como la generación aleatoria de los niveles. El protagonista será un hechicero que tendrá que enfrentarse al examen final de una escuela de magia para poder graduarse, lo que le obligará a entrar en un laberinto lleno de peligros, varita y poderes en ristre. El juego está pensado para partidas cortas, por lo que apostará por la acción rápida y se podrá acabar en una hora, pero será muy rejugable, según contó Alejandro González. En ese sentido, habrá cerca de 40 armas y el personaje irá obteniendo experiencia, de modo que, cada vez que suba de nivel, deberá elegir entre dos mejoras. Al final de cada nivel, habrá un jefe al que habrá que derrotar. Para verlos todos, será necesario jugar, al menos, seis veces.