iRacing, muy cerca de la realidad

El programa Top Gear ha hecho un curioso experimento. Para comprobar si iRacing está a la altura en cuanto a realismo, han llevado al campeón virtual a un circuito de verdad. Un test en el que Greger Huttu ha estado a la altura.

Dentro de la serie Top Gear hay programas que nos ponen la piel de gallina, otros que desatan nuestra envidia más sana y, por supuesto, los que sacian nuestra curiosidad. Este último es el caso que nos ocupa, con un experimento de lo más curioso. En esta ocasión han llevado al campeón mundial de iRacing a un circuito de verdad. Le han metido, por primera vez en su vida, dentro de un coche de carreras y le han soltado sobre el asfalto.

El resultado ha sido muy bueno. Tanto, que su proyección le permitiría llegar a ser profesional… si tuviera bastantes años menos. Resulta que a los 30, Greger Huttu necesitaría un cambio radical en sus hábitos, una forma física bien diferente y una dedicación que ya no puede permitirse. Es una pena que no haya tenido antes esta oportunidad, porque las pistas reales han perdido un posible campeón. Eso sí, en Top Gear animan a quien empiece ahora y sea realmente bueno o buena con iRacing para que se plantee un futuro profesional entre boxes y olor a combustible.