Iron Sky: platillos voladores nazis

Atención al estreno de la comedia Iron Sky, que llegará a nuestras pantallas el próximo 11 de octubre. Dirigida por Timo Vuorensola y producida por Tero Kaukomaa, ha contado con una campaña de promoción sin precedentes centrada en nuevas vías de crowdfinancing y en la participación activa de su comunidad en Internet.

Los días en los que una película dependía de una gran productora parecen haber tocado a su fin, a juzgar por la larga lista de pequeñas empresas que se arremolinan bajo cualquier título. Las vías de financiación, para bien o para mal, también.

Un 10% de los 7,5 millones de presupuesto de producción del film ha sido sufragado por las aportaciones de los fans. Está cifra está basada en las ventas activas de merchandising de la película, inversiones directas por parte de los fans y contribuciones realizadas a través de Iron Sky Sneak Peek, una web que daba a los fans la oportunidad de ver los primeros 5 minutos de la película por 1 euro.

 

Otros productos temáticos se lanzarán tanto antes como después de la película. Entre ellos se incluyen tres cómics, una novela gráfica, un libro sobre cómo fue creado el proyecto, aplicaciones para móviles y un videojuego para PC y iPad.

Esta coproducción entre Finlandia, Alemania y Australia, se centra en el humor más absurdo con un argumento que es canela fina para los amantes del la Serie B: los nazis huyeron tras las Segunda Guerra Mundial y se refugiaron en la cara oculta de la luna. En 2018 regresan armados con una flota de platillos volantes para hacerse con la Tierra.

Si no te has quedado ojiplático todavía, te recomiendo que no te pierdas la galería de fotos y que veas el tráiler:

El elenco está formado por Julia Dietze (11⁄2 Ritter), Götz Otto (La lista de Schindler, The Downfall), Christopher Kirby (The Matrix Reloaded, The Matrix Revolutions), Udo Kier (Dogville, Dancer in the Dark), Peta Sergeant (Satisfaction), Ste­phanie Paul (Separation City, Film School Confidential) y Tilo Prückner (La Historia Interminable, Die Fälscher), y el guión está basado en una historia escrita por la aclamada escritora de ciencia ficción Johanna Sinisalo adaptada por Michael Kalesniko (Private Parts) y Timo Vuorenso­la.