Iwata: "el problema de Wii U son los juegos"

Satoru Iwata, el mandamás de Nintendo, vuelve a la palestra con unas declaraciones en las que clarifica el problema principal de Wii U. No piensa que las bajas ventas de la consola se deban a su precio, sino a su escaso catálogo de juegos.

Después de que Nintendo presentase sus resultados financieros del primer trimestre de su año fiscal y revelase que solamente se han vendido 160.000 unidades de Wii U en este periodo, Satoru Iwata aclara en la web CVG cuáles cree que son los verdaderos problemas que impiden que la consola consiga despegar. El señor Iwata llega a esta conclusión después de comparar las ventas de las distintas versiones de Wii U y comenta que "si el precio es de verdad un problema, las ventas actuales son contradictorias. La versión básica debería haberse vendido mucho, pero la gente está comprando más la versión premium. Así que el problema no está en el precio".

De esta forma rechaza lo que muchos usuarios contemplan, considerando que una bajada de precio de Wii U no conseguiría que mejorasen las ventas. Declara que "el verdadero problema es la falta de software y la única solución es proporcionar al mercado una serie de juegos de calidad". Como dice el refrán, del dicho al hecho hay un trecho, pero parece que Nintendo se está esforzando en solucionarlo, aplicándose para ampliar el catálogo de Wii U lo más rápido posible con juegos exclusivos que puedan marcar la diferencia. Buen ejemplo de ello son algunos títulos que ya ha recibido como Pikmin 3 (del que podéis leer nuestro análisis), otros inminentes como The Wonderful 101 (y su avance) o Wind Waker HD y un futuro prometedor con Bayonetta 2, Super Mario World 3D o Donkey Kong Country Tropical Freeze.

Las bajas ventas de Wii U ya han tenido su repercusión en ciertas cadenas mayoristas de Reino Unido que han dejado de ofrecer el modelo básico o directamente sólo venden la consola de forma online. Tendremos que esperar unos meses para que los títulos importantes lleguen al mercado, comprobar si la fórmula seguida por Nintendo surte efecto y ver si consigue relanzar las ventas de Wii U.