James Cameron alardea del resultado final de Avatar: "os vais a cagar"

James Cameron se muestra entusiasmado con la experiencia cinematográfica que le proporcionará a los espectadores en Avatar 2, 3 y 4. De momento parece ser que ha utilizado tecnología inédita.

Nuestro amigo James Cameron es una caja de sorpresas... cerrada. Poco ha hablado hasta ahora de las tres secuelas de Avatar, filmadas de forma simultánea para estrenarse en 2016, 2017 y 2018.

Sin embargo, y a pesar de ir filtrando la información con cuentagotas hemos sabido que Nueva Zelanda se ha convertido en una de las localizaciones fundamentales para recrear Pandora y que, por ejemplo, el director ha desarrollado la técnica de la captura de movimiento subacuática, lo que le permitirá obtener imágenes increíbles.

En una entrevista para la revista Empire ha mostrado su desmesurado (y esperemos que justificado) entusiasmo con las siguientes palabras: "Sólo puedo decirte una cosa sobre ellas: van a ser alucinantes. Te vas a cagar en los pantalones con la boca bien abierta". Vale, no le ha quedado elegante y no ha dado información sobre el guión, pero desde luego queda claro que Avatar va a continuar de forma espectacular.

Respecto al formato de las secuelas de Avatar también ha comentado el por qué de su decisión de rodar a 48 fotogramas por segundo"Al principio pensaba que los 60 fps podrían ser una buena continuación para el mercado de video", admitía, "pero al final me decidí por un sistema que es más maduro y me pareció que utilizar 48 tenía más sentido ahora mismo".

Y, finalmente, ha hablado de la coordinación del equipo de guionistas para trabajar en las historias de las tres películas a la vez. Cameron ha trabajado codo con codo con Rick Jaffa, Amanda Silver, Josh Friedman y Shane Salerno"nos reunimos a lo largo de siete meses y discutimos sobre cada una de las escenas de cada una de las películas. No les quise dar el guión de la película de la que se va a encargar cada uno hasta el final, porque no quería que desintonizasen mientras hablábamos de las otras".

Cameron parece caminar sobre las nubes al hablar de este macroproyecto que tiene previsto arrasar tres veces la taquilla mundial, esperemos que no yerre el tiro al arriesgar tanto por hacernos sentir como nunca antes en las salas de cine, ¿hay ganas de ver las secuelas de Avatar?