Japón se defiende de la censura

Japón se defiende de la censura. Atención a la respuesta que Instituto de Medios Culturales de las Mujeres Japonesas ha dado a la ONU por sus recientes censuras en algunos productos audiovisuales.

Menudo lío se está montando en Japón a causa de la censura. La ONU ha pedido formalmente al gobierno nipón que se prohíba la emisión de imágenes sexuales de mujeres en el manga y otros productos audiovisuales, algo bastante frecuente en Japón, y ahora, el Instituto de Medios Culturales de las Mujeres Japonesas (WICMC) ha respondido, mostrando su indignación.

“Estamos absolutamente de acuerdo en que la protección de los derechos de las mujeres en Japón es importante”, comenzaba argumentando el WICMC tal y como ha dejado ver el portal LewdGamer. “Por otro lado, creemos que debe evaluarse cuidadosa y seriamente si las medidas adoptadas para garantizar esas protecciones son válidas o no”. Así, el Instituto se preguntaba si el daño que hacen los contenidos en la sociedad son reales y si las medidas de censura aplicadas como poner más ropa a ciertos personajes o prohibir la venta de algunos mangas o videojuegos son adecuadas.

“La respuesta es un NO absoluto”, continuaba el comunicado. “La naturaleza del manga y de los videojuegos no pone en peligro los derechos de las personas reales; por tanto, no tiene sentido. Son campos creativos que las propias mujeres consumen y la prohibición de su venta sería la creación de una nueva vía de sexismo hacia las mujeres. Debemos centrarnos en atacar los problemas reales que afectan a las mujeres. La prohibición de la expresión y del comercio basada únicamente en los sentimientos no debe ser tolerada. Los sentimientos varían según el individuo o su región y la sociedad segmentada de su cultura”.

Por último el WICMC insistía en que no se gana nada prohibiendo que se vendan ciertos productos por su contenido ya que al venderse se indica qué es lo que contienen y cada uno es libre de elegir si son apropiados o no. Ahora habrá que ver qué tal sientan estas palabras a la ONU y si la censura sigue a la orden del día en los videojuegos, como ha ocurrido recientemente con Street Fighter V o Bravely Second, y en el manganime.