John Wick 2 - Keanu Reeves detalla su reencuentro con Laurence Fishburne

En John Wick 2, Laurence Fishburne y Keanu Reeves se reencuentran diecisiete años después de Matrix. ¿Qué sorpresas nos tendrán preparadas después de tanto tiempo?

Hay que reconocer que la sinopsis de John Wick, con su historia de asesino retirado que tiene que volver a la acción, sonaba un poco a película de chichinabo. Tanto, que en España se le puso el rutinario título de Otro día para matar. Sin embargo, su inteligencia narrativa y una atractiva puesta en escena la convirtieron en uno de los sleepers del año pasado, cosechando grandes críticas y llegando a recaudar 130 millones de dólares, sobre un coste inicial de apenas veinte.

Con esos resultados, lógicamente la maquinaria hollywoodiense arrancó la secuela, y su protagonista, Keanu Reeves, ha hablado de ella en IGN. “Para nosotros fue como… ¿cuál es el siguiente capítulo? ¿Cómo continúa esta historia? Abriendo el mundo del crimen y evolucionando el rango de acción. Si la primera fue cinturón negro, ésta tiene que ser cinturón negro de tercer grado.”


Y parece que John Wick 2 va a seguir ese mandamiento, haciendo más grande lo que ya funcionaba en la primera parte. Al margen de los rumores que hablan de localizaciones espectaculares e incluso un proyecto paralelo coqueteando con la Realidad Virtual, la cinta ya presenta una novedad muy llamativa para los fans del género, que es el fichaje de Laurence “Morfeo” Fishburne, que se reencuentra con Reeves diecisiete años después de ofrecerle la pastillita azul.

Laurence interpreta al criminal The Bowery King. Es un gran personaje al que le aporta sentido del humor, inteligencia, carisma y fascinación. Es un actor increíble con el que es un placer volver a trabajar.

Parece por tanto que Laurence Fishburne continúa con su costumbre de encarnar a personajes estrafalarios y carismáticos. Ahora solo queda resolver si los protagonistas de Matrix dan de nuevo con una maravillosa película de acción… o si es una pareja que se encasilla en las “secuelas decepcionantes”.