El Joker vuelve en Death of the Family

El Principe Payaso del Crimen de Gotham, Mr. Jota, Capucha Roja, Joe-Kerr.... El personaje ha recibido muchos aliases durante sus más de 70 años como némesis de Batman... pero su nombre sigue siendo sinónimo de muerte y de locura. El Joker vuelve a Gotham y pretende hacerlo a lo grande.

Scott Snyder (afamado guionista de La Cosa del Pantano) y Greg Capullo (celebre dibujante de Spawn durante buena parte de sus primeros 100 números) asaltan mañana, 10 de octubre, Gotham City con la nueva serie cross-over Death of the Family, con la que pretenden poner patas arriba el mundo del Caballero Oscuro, Batman.

Tras una larga ausencia, el payaso psicopata ha vuelto para atormentar las mentes y corazones de los ciudadanos de Gotham. Pero en esta ocasión, sus planes van más allá de un robo, un secuestro o un acto terrorista. Pretende acabar con la Primera Familia de la Ciudad: La Bat-Familia.

¿Cómo? Tras la última saga de Batman, Knightfall, se revelará un complot del Joker, quien durante meses ha estado monitorizando a todos y cada uno de los aliados de Batman: Robin, Batgirl, Jason Todd.... planeando su maquiavélico siguiente paso para aplastar el alma de su mayor enemigo mientras sus siniestras carcajadas retumban en las calles.

Y es que la tragedia ya se masca en el propio titulo: Death of the Family es una referencia clara a otro gran evento en la historia de Batman, Muerte en la Familia, en el que el segundo Robin, Jason Todd, era asesinado por el Joker en Oriente Medio. Este evento fue uno de los más siniestros dentro de la saga DC, solo superado por el ataque del mismo psicopata a la primera Batgirl, Barbara Gordon, a la cual dejó paralitica de un disparo en la columna, tal y como narró magistralmente Alan Moore en su reconocidísimo Killing Joke

DC, por su parte, no podría haber contado con mejores maestros de ceremonias. Por un lado, la historia se abre con el Batman nº13 (numeración americana), cuyos dibujos son obra de Greg Capullo, un gran experto a la hora de retratar panoramas y personajes siniestros y retorcidos, como ya demostró en Spawn y en Haunt. Como contrapartida, el guión es cosa de Scott Snyder, quien se maneja muy bien con el terror y con el suspense. Los lectores más ansiosos lo habrán podido comprobar entre las páginas de American Vampire y la versión de Iron Man en la línea Noir de Marvel.

Solo una cosa es segura: Batman deberá prepararse bien. Esta vez se juega algo más que su ciudad... esta vez la apuesta podrían ser sus amigos, aliados, e incluso su propia identidad.