Jonathan Demme, el director de El silencio de los corderos, ha muerto a los 73 años

El silencio de los corderos detrás de cámaras

Jonathan Demme, director de El Silencio de los corderos, Philadelphia o El mensajero del miedo ha muerto a los 73 años por un cáncer de esófago.

El silencio de los corderos es una de las mejores películas de la historia del cine, no lo digo yo, lo dicen los libros y artículos que catalogan y miden el impacto de grandes cintas de todos los tiempos. Su director, Jonathan Demme, quien ganó un Óscar y un Oso de Plata como mejor director por ella, ha fallecido hoy, miércoles 26 de abril a los 73 años, tras sufrir complicaciones derivadas de un cáncer de esófago.

Puede que sea su película más conocida pero no la única, Jonathan Demme está detrás de títulos como Philadelphia, protagonizada por Denzel Washington, Tom Hanks y Antonio Banderas, o el remake de El mensajero del miedo entre muchas otras. Con una larga filmografía a sus espaldas y varios premios, el mundo del cine le dice adiós a un director que marcó época y que sin duda será una de las grandes pérdidas que viviremos este año.

No era la primera vez que Jonathan Demme se enfrentaba a esta enfermedad, en 2010 ya fue tratado de cáncer, pero sufrió una recaída en 2015, de la que no llegó a salir. Demme quien debutó en 1971 con Angeles Hard as They Come, no alcanzó un nombre en la industria hasta los 80, con películas algo flojas, como Chicas en pie de guerra o Algo Salvaje. Su mayor éxito, El Silencio de los Corderos, película que estrenó en 1991 protagonizada por Anthony Hopkins como Hannibal Lecter y Jodie Foster en el papel de Clarice Starling, le hizo una estrella en Hollywood, de la que hoy nos despedimos.

Lecturas recomendadas