Juego de tronos 4: el octavo episodio deja el listón alto

Máxima expectación de cara al noveno capítulo de la cuarta temporada de Juego de tronos, que marcará el punto álgido de la trama.

Muchas emociones fuertes de cara a la antesala del noveno episodio de la cuarta temporada de Juego de tronos: "The Watchers at the Wall" que sucederá al trepidante "The Mountain and the Viper" y que, como siempre, se espera que sea el punto culminante de la serie.


¡CUIDADO, SPOILERS! Ya sabíamos, por los acontecimientos del séptimo episodio, que el combate entre Oberyn Martell y Gregor Clegane nos dejaría de piedra, y de hecho ha sido uno de los combates más sanguinarios desde que comenzó Juego de tronos, pero no fue, ni mucho menos lo único que sucedió en este octavo episodio. Si habéis leído la novela de Martin se os rompería un poco el corazón cuando Daenerys echaba de su lado a Jorah, porque sencillamente su "más-que-cariño" hacia ella lo hacía tremendamente entrañable a pesar de su pequeña traición.

Por su parte, la situación del Muro tampoco es precisamente una balsa de aceite, sobre todo para Jon Nieve que sigue sin encontrar su sitio y espera un tenso reencuentro con Ygritte... "No sabes nada, Jon Nieve"...

Tras los lances dialécticos entre Tyrion (hipnótico, como siempre que abre la boca) y Jaime Lannister, tuvo lugar la famosa contienda entre la Montaña y Oberyn, la Víbora Roja, que sucumbió de manera sangrienta cuando intentaba hacer confesar a Gregor Clegane que violó y mató a su hermana por órdenes de Tywin (prepárate colega, porque la mierda te va a caer encima pronto). Pedazo de última escena para cerrar un episodio que claramente nos hace pensar en lo que está por llegar... ¡FIN DE LOS SPOILERS!


Como hecho central, "The Watchers on the Wall" nos llevará a conocer la mayor amenaza que el Muro ha vivido: los salvajes, liderados por Mance Rayder, encabezarán una brutal acometida contra el débil ejército de la Guardia de la Noche. Y hasta aquí puedo leer, pero hasta donde la memoria me alcanza, es más que probable que sea un episodio muy, pero que muy emocionante. Tomad nota y la semana próxima comentamos si, como es tradición, el noveno episodio es el plato fuerte de la temporada de Juego de tronos.