Juego de tronos: entrevista con el creador del dothraki, que nos enseña cómo hablarlo

El lingüista e inventor de idiomas David J. Peterson publica el 7 de octubre Living Language Dothraki, un manual donde explica cómo aprender la lengua del temible Khal Drogo de Juego de tronos. En esta entrevista nos cuenta cómo creó este y otros idiomas, por qué los españoles partimos con ventaja a la hora de aprender dothraki y qué actores de la serie hablan mejor.

Del mismo modo que Marc Okrand creó el Klingon para Star Trek o Paul Frommer el Na’vi para Avatar, David J. Peterson se ha convertido en un célebre inventor de idiomas gracias a su trabajo en Juego de tronos. Tanto que el próximo 7 de octubre el padre del dothraki (y el valyrio y otros tantos idiomas) publica el libro Living Language Dothraki, un manual cuyo objetivo es conseguir que todos los amantes de esta áspera lengua sean capaces de hablar como el mismísimo Khal Drogo. Ante la inminente llegada del manual, este lingüista de 33 años nos cuenta cómo creó la lengua de los guerreros nómadas ecuestres del universo de George R.R. Martin, las habilidades de los distintos actores para interpretar sus idiomas y por qué los españoles lo tendremos mucho más fácil a la hora de aprender dothraki.

Todo comenzó cuando este profesor de inglés decidió dejar su trabajo y dedicarse a su verdadera pasión: la invención de nuevas lenguas. “Al principio creaba idiomas simplemente por diversión. No había dinero en ello y no pagaban a nadie por crear idiomas. De repente, Juego de tronos apareció en 2009 en nuestra página y ese trabajo me llevó a otros”, explica Peterson en referencia a la Sociedad para la Creación de Idiomas (Language Creation Society en inglés), una organización sin ánimo de lucro creada por Peterson junto a otros nueve colegas cuyo propósito es promover los idiomas artificiales o conlangs al tiempo que actúa como intermediario entre la industria y los creadores.

Porque como los lectores de la saga de Canción de hielo y fuego sabrán, en los libros apenas aparecen unos cientos de palabras en dothraki. Pero cuando David Benioff y D.B. Weiss se enfrentaron a la titánica tarea de adaptar las novelas de Martin en Juego de tronos decidieron que los personajes de la serie debían hablar en sus propios idiomas. De ahí la necesidad de crear el dothraki.

La Sociedad para la Creación de Idiomas realizó entonces un concurso entre sus miembros para decidir quién llevaría a cabo el encargo, y la propuesta de Peterson fue la vencedora de más de 30 proyectos. “Produje tanto material que no pudieron decir que no” cuenta entre risas, resumiendo dos meses de intenso trabajo y más de 300 páginas de vocabulario, gramática y fonética dothraki.

 

George R.R. Martin no nos dio ninguna indicación pero todos utilizamos el material que estaba en los libros. Empecé con estas palabras e imaginé cómo serían pronunciadas”, explica Peterson, máster en Lingüística por la Universidad de California que habla o ha estudiado inglés, español, árabe, ruso, francés, alemán, lengua de signos americana, jeroglífico egipcio medio, hawaiano, turco, acadio, hindi, latín, griego antiguo y moderno. "Después realicé un inventario de sonidos y volví a las palabras para ver cómo se formaban”, añade. Y a partir de aquí vienen las ventajas para los hispanohablantes.

Los españoles, alumnos aventajados del dothraki

“Los españoles probablemente sean quienes puedan aprender dothraki más fácilmente debido a las similitudes fonéticas y gramaticales”, cuenta. “El dothraki es prácticamente idéntico al español en la forma en que las palabras se ordenan. La estructura gramatical es Sujeto + Verbo + Objeto + Adjetivo”, cuenta Peterson sobre este idioma, que también utiliza preposiciones y comparte con el español sonidos, como la diferenciación entre los fonemas /z/ y /s/.

“Para el idioma en sí no me basé en ninguna lengua en concreto. Cuando encontraba algo que me gustaba y que podía encajar lo incluía. Por ejemplo, en español es habitual utilizar dos vocales juntas como en creer. Esto me gusta mucho así que pasa mucho en el dothraki. Como hola, que se dice m'athchomaroon”, añade.

 

Además, David J. Peterson utilizó las mismas inspiraciones que Martin, es decir, la cultura mongola de la era de Gengis Kan y algunas culturas de los indios americanos. De ahí que el peor insulto para un dothraki sea llamarle ifak, es decir, caminante, ya que los dothrakis son un pueblo nómada que cabalga durante toda su existencia y los caballos tienen una gran importancia en su forma de vida. «Si no puedes cabalgar eres un inútil, de ahí que sea su mayor insulto», cuenta el lingüista. Algo que también explica el nombre del pueblo y el idioma dothraki, derivado del verbo dothralat, que significa cabalgar.

Actualmente el idioma cuenta con más de 3.000 palabras, una gramática completamente funcional y una comunidad online que lo aprende y desarrolla bajo la supervisión de Peterson incluso órdenes para adiestrar perros. Y aunque Martin no estuvo involucrado en el proceso, Peterson cuenta que el autor está muy contento con el resultado y ahora incluso le pide traducciones para sus futuros libros.

 

Living Language Dothraki se edita en tres versiones –libro y CD (15 euros), expansión online (22 €) y una aplicación (3 €)– y ya se puede reservar online. Los más valientes incluso pueden ir calentando con un ejercicio de muestra disponible en la página web, aunque después de cuatro temporadas el alto valyrio, que también ha creado Peterson, haya desplazado al dothraki en la serie.  

 

“Me hubiera encantado publicar este libro con el primer capítulo de la serie, pero era necesario el consenso de varias personas: yo mismo, HBO y una editorial, y esta última fue la que más tardó. Ahora Juego de tronos es la mayor serie del mundo, pero no lo era en la primera temporada”, explica el lingüista. “Es cierto que no ha habido dothraki desde la segunda temporada de la serie, pero eso no significa que no vaya a haber más”, adelanta a sus futuros pupilos.

 

¿Qué actor de Juego de tronos sabe hablarlo mejor?

En lo que respecta a los intérpretes, David J. Peterson sólo tiene buenas palabras mientras recuerda entre risas los discursos en dothraki de Khal Drogo. “Hablaba mucho con Jason Momoa y para él era muy interesante. Intentaba memorizarlo como las letras de las canciones, repitiéndolo una y otra vez hasta quedarse con el sonido. En la primera temporada hay un monólogo muy largo y contaba que cuando lo vio se fue al hotel, compró una pizza y seis latas de cerveza y pasó toda la noche ensayándolo hasta que lo consiguió”.

 

No obstante, el mejor alumno en palabras del lingüista es Gusano Gris, el comandante de los Inmaculados de Daenerys interpretado por Jacob Anderson, un personaje que en la serie habla en alto valyrio. Además de felicitar a la madre de los dragones, Emilia Clarke. “Su alto valyrio es maravilloso. La forma en que lo habla es un poco distinta a la mía pero me gusta más. La utilizo como modelo”, cuenta Peterson.

A pesar de todo algunos actores no pueden evitar saltarse alguna palabras, que a vece desaparecen por culpa de la edición final de la serie. Pero el error más común es la palabra Khaleesi, aunque Peterson acepta que ya no puede hacer nada. «Se debería pronunciar Ja’leesi, pero los angloparlantes decidieron antes del inicio de la serie», cuenta.

 

Pero no sólo de Juego de tronos vive Peterson. El lingüista también ha creado la lengua de los Elfos Oscuros de la película Thor: el mundo oscuro, actualmente trabaja en las series de Syfy Defiance y Dominion, enn dos libros (la novela de Nina Post The Zaanics Deceit y su ensayo The art of language invention), además de otros proyectos de los que no puede hablar.

“Nunca pensé que mis ingresos fueran a venir de crear idioma incluso después de Juego de tronos”, afirma mientras reconoce que el hecho de que alguien quiera aprender alguno de sus idiomas es un sueño hecho realidad.

Para terminar, David J. Peterson se despide con un consejo y una lección dothraki: “la primera palabra que deberías aprender es por supuesto m'athchomaroon que significa hola pero se traduce literalmente como con respeto. Y esa es la forma en que siempre debes tratar con un dothraki. Le saludas con respeto y entonces te respetarán”.