Juego de tronos: ¿quién urdió la trama de la boda púrpura?

El cuarto episodio de Juego de tronos viene a aclarar lo sucedido en el segundo. Si te tenías tus sospechas, ya puedes ratificarlas o quedar sorprendido...

Bueno, amigos, ya véis que Juego de tronos tiene pisado el acelerador y no nos da demasiadas treguas, cada episodio va tirando del hilo y haciendo que la trama se ponga más y más interesante. En el cuarto episodio titulado "The Oathkeeper" hemos desenmascarado a la persona que se encontraba detrás de los sucesos de la boda púrpura. Queda clara la opinión del matrimonio de Martin ;)


¡CUIDADO, SPOILERS! Si no habéis leído los libros supongo que el primer sospechoso al que todo el mundo señala como primera opción del regicidio es a Tyrion, que ya sabemos que es un gran aficionado a darle bofetadas a su irritante sobrino (¡quién puede juzgarle por ello!). Sin embargo, también sabrás que los planes en la sombra de muchos personajes son más complicados que hacerle la manicura a Eduardo Manostijeras y que motivaciones les sobran a muchos de ellos... Culpad al señor de las barbas:

Y vamos al lío: el asesinato del monarca fue un astuto golpe ideado por Lord Baelish, alias Meñique, quien le confesó a Sansa en el episodio que ella, de manera indirecta y sin saberlo (aunque deseándolo claramante) estuvo implicada. Fue la joya que ser Dontos le regaló y que ella lució durante la boda la que sirvió de contenedor para el veneno que asfixió a uno de los personajes más odiados de Juego de tronos.

¿Con ayuda de quién perpetró su golpe? Con la de Lady Olenna, la abuela de Margaery Tyrell y señora de Altojardín, que no estaba dispuesta a permitir que su nieta se casara con semejante bestia.

Para Joffrey, GAME OVER, ¿a quién le tocará el marrón de asumir el cetro? A Tommen, su joven hermano, que se ha encontrado con un pastel importante. Y es que Meñique es así, un hombre complicado, muy opaco y siempre caminando varios pasos por delante del resto. Sus palabras son de lo más esclarecedoras: “Un hombre sin un motivo es un hombre del que nadie sospecha”. Como estratega hay que reconocer que da mucho miedito porque efectivamente nunca se sabe exactamente cuál es su posisión y, al terminar sus planes, tiene consigo a Sansa (que todavía anda flipando, la pobre) a quien se ha llevado a Nido de Águilas con su tía (sí, la pirada hermana de Cateryn).

Mientras tanto Tyrion tendrá que asumir que el resto le señale con el dedo, aunque os adelanto que nos tiene que dar más de dos sorpresas de aquí a que termine la temporada, algunas de ellas un tanto escatológica. FIN DE LOS SPOILERS.


Veremos si se sacian las ansias de poder de unos y otros... De momento hay quien tiene las fichas a la vista en el tablero y quien las esconde con maestría. El juego consiste en llegar al trono, pero por qué camino, es un misterio. El próximo episodio de Juego de tronos, "First of His Name" seguirá mostrándonos nuevas estrategias. ¿Qué os ha parecido este capítulo?