Juego de Tronos temporada 6 – Los efectos especiales de una muerte muy sangrienta

Juego de tronos 6

Durante la temporada 6 de Juego de Tronos hemos visto muchas muertes, pero hay una en especial que es más sangrienta que las demás y cuyos efectos especiales tuvieron que reducirse.

¡ATENCIÓN!: Esta noticia contiene spoilers sobre la temporada 6 de Juego de Tronos, si aún no la has visto te recomendamos que no sigas leyendo.

Los efectos especiales pueden servir para hacer de una escena con un mini explosión algo mucho más grande pero también para todo lo contrario. Parece ser que Imagine Engine, una de las compañías de efectos especiales de la temporada 6 de Juego de Tronos, ha explicado como fue rodada la muerte de uno de los personajes más sádicos y odiados de la serie de la HBO, Ramsey Bolton.

Ramsey Bolton no podía morir de cualquier forma, se merecía una de las peores muertes de la serie y así fue. Después de violar, asesinar, mutilar y un sin fin de cosas más el final del último de los Bolton fue sin duda muy merecido. Ramsey fue devorado por su propia jauría de perros, él mismo los entrenó para no tener contemplaciones con sus víctimas e incluso los mataba de hambre para tal fin. Sansa Stark tuvo su venganza y la mayoría de los espectadores nos alegramos por ello. La temporada 6 de Juego de Tronos ha sido una de la más sangrientas si no la que más pero lo que le pasó a Ramsey ha sido de los más sangriento.

Game of Thrones Season 6 - Breakdown Reel from Image Engine on Vimeo.

Pero pese a lo violenta o macabra de la muerte, Imagine Engine ha reconocido en una entrevista a Variety, que esta iba a ser mucho más macabra de lo que finalmente vimos en el capítulo 9 de la sexta temporada de Juego de Tronos. “Primero filmaron la escena desde varios planos diferentes. Primero grabaron al perro frente al chroma, y luego a Ramsay. Y después también nosotros tomamos una en el plató del fondo, donde colocamos a los dos”, explicó Mat Krentz, supervisor de FX en Imagine Engine. Incluso llegaron a crear una mordedura de la mandíbula del perro en la cara de Ramsey Bolton que luego animaron para recrear cómo se hundía y arrancaba la piel, la carne y parte de las encías. Tal era el efecto que tuvieron que dar marcha atrás porqué era demasiado horrible y finalmente lo redujeron con una composición en 2D.