Los juegos móviles superan a las consolas portátiles

Los juegos para smartphones y tablets cada vez crecen más, y los ingresos que generan han logrado superar por mucho las cifras que se manejan en el negocio de las consolas portátiles.

Aunque 3DS goza de una gran salud y su posición en el mercado es muy fuerte (especialmente en Japón), Nintendo no está alcanzando el número de ventas que esperaba a nivel internacional. En el caso de PS Vita, la situación es aún mucho más delicada, ya que es una consola que no termina de despegar en ningún mercado. Las ventas de las consolas portátiles y de sus juegos, por lo tanto, no se encuentran en la situación que más le gustaría a Nintendo y Sony.

Todo lo contrario ocurre en el mercado de los juegos para smartphones, que no deja de crecer y cada vez genera más ingresos. Durante 2013, los ingresos generados por juegos a través de la App Store de iOS (tienda de Apple para iPhone, iPad y iPod Touch) y Google Play (tienda de Google para dispositivos con sistema operativo Android) se dispararon para superar y dejar cada vez más atrás las cifras de los juegos para consolas portátiles. Todo esto según un estudio realizado por la compañía de estudios de mercado App Annie.

Los juegos para iOS siguen generando muchos más ingresos que los de Android, pero incluso los juegos de Android ya han superado en los últimos meses el dinero que se gasta en todas las consolas portátiles juntas durante el mismo lapso de tiempo. Combinando iOS y Android, generaron más del triple de ingresos que los juegos para consolas portátiles durante el tercer cuarto de 2013.

"La facilidad de uso de los smartphones, sus precios de partida bajos (gracias a los subsidios de las compañías telefónicas) y su uso multi-función tanto como plataformas de juegos como de dispositivos de comunicación les han proporcionado una omnipresencia en un segmento demográfico muy extenso que las consolas portátiles nunca tendrán", ha afirmado Marcos Sánchez, de App Annie, los encargados de llevar a cabo este estudio.

¿Créeis que esta tendencia seguirá yendo a más? ¿Acabarán los juegos para móviles comiéndose todo el mercado de las consolas portátiles? ¿Cómo creéis que seguirá evolucionando este fenómeno en los próximos años?