Kinect no despega en Japón

Es sabido por todos que Japón es un territorio hostil para los fabricantes americanos de consolas. MIcrosoft, ya con su primera consola, se las vió y se las deseó para hacerse un hueco en el corazón de los japoneses que, la verdad, sólo tienen ojos para sus compañías, franquicias innombrables y demás productos de la tierra.

Así que con el lanzamiento de Kinect, y a pesar del salto tecnológico que supone frente a PS Move, los habitantes del Japón han decidido darle la espalda y, ni remotamente, las unidades vendidas del nuevo hardware de Microsoft se acercan a lo que ha conseguido Sony. También tiene algo que ver el que el parque de PS3 se acerque a los 6 millones de consolas, frente a unos escasos 1,4 de Xbox 360.

Lo dicho, Microsoft tendrá que currarse mucho su estrategia en Japón, sobre todo, adornando a Kinect con juegos más afines a los gustos de los nipones que, como bien sabéis, consumen otro tipo de franquicias, desarrollos e historias. ¿O vosotros creéis que hay algún juego de los que han salido el primer día con Kinect que pueda llamarles la atención?