La OCU carga contra Nintendo y Sony

Pero... ¿quién o qué es OCU? ¿Y por qué tiene en el punto de mira a las dos gigantes japonesas de la industria? Bien, vayamos poco a poco. OCU (u Organización de Consumidores y Usuarios) es una institución independiente que se encarga, a grandes rasgos, de velar por el bolsillo de los consumidores y la calidad de los productos (de todo tipo) que podemos encontrar en el mercado. Elaboran estudios y denuncian a las compañías que crean conveniente, entre otro tipo de acciones muy variadas.

Esta organización ha dado a conocer un total de 34 productos sospechosos de tener precios fijados, entre los que se encuentran Wii y PlayStation 3. Esta acusación sirve para denunciar a Nintendo y Sony (entre otras compañías) de imponer un precio a los distribuidores. Esto quiere decir que las tiendas no tienen permiso para modificar su tarifa (realizar descuentos, por ejemplo) ni en Wii ni en PlayStation 3, lo que se traduce en la ausencia de libre competencia y perjuicios tanto para las tiendas como para, en mayor medida, el consumidor.

Por contra, Microsoft cambió sus sistemas en Junio, proporcionando precios aproximados a los distribuidores y permitiéndolos modificar a su antojo lo que cobran por Xbox 360, sus juegos o accesorios. Pero volviendo al tema en cuestión, OCU ha denunciado a la CNC (Comisión Nacional de Competencia) y a la Comisión Europea los hechos mencionados. La investigación podría resolverse en una sanción económica para las empresas sospechosas de esta posible fijación de precios y la publicación de dichas prácticas.