El lanzamiento de PS4 no será demasido costoso para Sony

El presidente financiero de Sony afirma que la compañía ha hecho el máximo esfuerzo por evitar que el lanzamiento de PS4 genere pérdidas en sus cuentas, tal y como les sucedió con el desarrollo y la salida de PS3.

Y seguimos hablando de economía, de la que -nos guste o no- depende en gran medida todo este mundo de los videojuegos y consolas que tanto nos apasiona. Si hace unos minutos nos hacíamos eco del último reporte financiero de Activision, ahora es Sony la que sale a la palestra y habla de los números que tienen en mente con PS4. Pero no de los que corresponden a su velocidad de CPU o a su memoria RAM. No, toca hablar de dinerito contante y sonante.

Según Masaru Kato, presidente financiero de Sony, su compañía no está dispuesta a cometer con PS4 algunos de los errores que se cometieron con PS3, siendo uno de los más graves las tremendas pérdidas económicas que sufrieron con el desarrollo y la puesta de largo de la máquina "comandada" por el chip Cell.

De hecho, fue precisamente el desarrollo de este chip y de toda la arquitectura propietaria de PS3 lo que incrementó de forma brutal los costos de desarrollo de la consola. Gastos que corrieron íntegramente por cuenta de Sony y que tardaron años en "amortizar".

Según Kato, este "palo" económico ha sido uno de los motivos por los que Sony ha apostado por dotar a PS4 de una arquitectura "existente", y en cuya creación han colaborando diferentes socios en campos como la investigación y el desarrollo, por lo que ahora la inversión se ha diversificado. Eso sí, el presidente financiero de Sony afirma que no todo en PS4 será tecnología "heredada", y que la compañía ha tenido un equipo trabajado en chips propietarios, pero con una presencia mucho menor que en PS3.

A priori, y cómo ya habíamos comentado antes, esta normalización en la arquitectura de PS4 aportará bastantes ventajas. Empezando por los desarrolladores, que requerirán un menor periodo de adaptación e inversión para sus proyectos 'next-gen', siguiendo -según confirma Masaru Kato- por la propia Sony, que no necesitará afrontar unas fuertes pérdidas económicas para poner en marcha el lanzamiento de la consola y, repercutiendo finalmente-esperemos- en los usuarios, que podrán acceder a una consola de nueva generación a un precio menor que si se tratara de una máquina compuesta por tecnología propietaria. 

En fin, las dos primeras premisas ya sabemos que se van a cumplir. Ahora sólo queda que Sony confirme el precio de lanzamiento de PS4 y hagamos pleno. ¿No os parece?