Las clases de Dragon Age Inquisition

BioWare ha confirmado cuáles serán las clases que podamos elegir para nuestro personaje al comenzar nuestra aventura en Dragon Age Inquisition. Nosotros os detallamos aquí cómo será cada una de ellas y sus correspondientes evoluciones.

Si habéis jugado a alguna de las anteriores entregas de Dragon Age sabréis que antes de comenzar la aventura tenemos que crear un personaje seleccionando entre otras cosas su clase. Ahora, BioWare ha confirmado en la página web del juego, las que estarán disponibles de inicio en Dragon Age Inquisition y también ha asegurado cuáles serán sus posteriores evoluciones según ganemos la experiencia necesaria. A la hora de crear a nuestro héroe podremos elegir entre tres tipos de clases que serán Guerrero, Mago y Pícaro. El Guerrero podrá evolucionar para convertirse en Campeón, el Mago llegará a ser Caballero Encantador, y el Pícaro se transformará en Artífice (más adelante se confirmarán más evoluciones ya que cada clase tendrá tres a seleccionar). Pero antes de elegir una de estas clases tenemos que tener bien claro lo que aportarán al personaje, así que vamos a describirlas con detalle.

El Guerrero será el experto en enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Lógicamente nuestro personaje tendrá más fuerza y defensa física que las otras clases, pero esto podrá jugar en nuestra contra ya que los enemigos centrarán sus ataques en nosotros. Si conseguimos desarrollar lo suficiente nuestras habilidades como Guerrero, llegaremos a convertirnos en Campeón. Será entonces cuando nuestra armadura, armas y percepción mejoren tanto que seamos capaces de librarnos de los ataques enemigos con facilidad y dirigirlos contra ellos. El Guerrero y posterior Campeón, será una clase vital en los enfrentamientos ya que protgerán al resto del grupo de los rivales en Dragon Age Inquisition.

El Mago podrá lanzar potentes hechizos a distancia sobre el enemigo y proteger al resto del grupo con sus conjuros. Las lluvias ígneas causarán gran daño, pero también tendremos la capacidad de curar a los aliados. El Mago también resultará fundamental para la lucha ya que con sus ataques puede debilitar al rival dejándole vulnerable a las embestidas cuerpo a cuerpo del Guerrero. Cuando consigamos desarrollar al Mago lo suficiente, pasaremos a ser Caballeros Encantadores. Con este cambio de clase, nuestra magia protectora aumentará y empuñaremos armas de poder arcano para cargar contra el enemigo.

Por último, el Pícaro portará armas como arcos y dagas, pero donde realmente destacarán será en su astucia. Tendrán una gran cantidad de “trucos sucios” que acabarán con los enemigos más despistados. Si elegimos ser un Pícaro seremos sigilosos, y nuestra mejor estrategia será la de buscar posiciones ventajosas para atacar a distancia cual francotirador. Con el desarrollo suficiente llegaremos a ser Artífices y así conseguiremos crear trampas, artilugios de distracción y demás aparatos tecnológicos con el objetivo de descentrar al rival.

Ya veis que habrá clases para todos los gustos y colores en Dragon Age Inquisition. Tenemos hasta octubre para decantarnos por una de ellas antes de comenzar nuestra cruzada en esta historia que finalmente no supondrá el final de una trilogía. Hasta entonces, aquí os dejamos nuevas imágenes del juego que nos han llegado hoy mismo de la mano de BioWare.

Ir a la ficha Escribe tu análisis