Las princesas Disney besan a sus padres en una campaña contra el abuso infantil

El artista Saint Hoax utiliza a las famosas princesas para denunciar que el 46% de las violaciones a menores las protagonizan miembros de su propia familia y animar a las víctimas de abusos a denunciar.

Conseguir que un niño cuente que ha sido víctima de abusos sexuales, especialmente si se trata de un miembro de su familia, es increíblemente difícil. Para ayudarles, el artista Saint Hoax ha utilizado a tres reconocidas princesas Disney en la llamativa campaña Princest Diaries, una serie de pósters en los que Ariel, Aurora o Jasmine son besadas por sus padres contra su voluntad.

 

"El objetido de esta serie de posters es animar a las víctimas a denunciar los casos de forma que las autoridades puedan evitar que esto vuelva a ocurrir", contó el artista al Daily Mail sobre su colección. 

En las imágenes, las tres icónicas princesas de la factoría Disney, Aurora de La bella durmiente, Ariel de La Sirenita y Jasmine de Aladdin, aparecen visiblemente alteradas mientras sus padres las besan en la boca. Bajo ellas, un cartel que reza: "El 46% de las menores que son violadas son víctimas de miembros de su familia. Nunca es demasiado tarde para denunciar la agresión". 

 

El artista utilizó a las princesas porque en su opinión "se trata de un lenguaje visual al que mi audiencia se siente atraída", es decir, los niños.

El artista utilizó a las princesas porque en su opinión "se trata de un lenguaje visual al que mi audiencia se siente atraída", es decir, los niños.

La colección se llama Princest Diaries, un juego entre las palabras princesa (princess) e incesto (incest) en inglés, y el artista decidió realizarla cuando descubrió que una de sus mejores amigas había sufrido abusos por padre cuando sólo tenía siete años. "Necesitó 14 años para poder compartir esa traumática experiencia, y esa historia me impactó profundamente", afirmó Saint Hoax.

 

Sólo un día después de la publicación de la campaña estas imágenes ya han conseguido levantar polémica en todo el mundo debido a las distintas reacciones ante la utilización de los icónicos personajes de Disney, pero según cuenta el creador de Princest Diaries sus pósters ya han conseguido marcar la diferencia al menos para una niña. "He recibido un correo electrónico de una niña agradeciéndome el proyecto y diciéndome que ha decidido denunciar a su padre después de ver los pósters. He llorado", afirma.

Saint Hoax es un artista que vive en Oriente Próximo y que utiliza este seudónimo para protegerse de posibles represalias ante sus impactantes campañas. Entre ellas se encuentran como sus retratos de líderes políticos internacionales como el rey Abdullah de Arabia Saudí, el líder de Corea del Norte Kim Jong-Un o el Papa Benedicto XVI apaleados, como mascotas en cajas de cereales letales o travestidos como drag queens.