The Last of Us, 'infectado' de bugs

The Last of Us ya está oficialmente entre nosotros, y no viene solo. Le acompañan los infectados que dan sentido al título de Naughty Dog y unos bugs non gratos.

Hoy es 14 de junio, lo que para muchos significa una cita ineludible con su PlayStation 3 para celebrar la llegada de The Last of Us, uno de los últimos grandes títulos que llegarán a la presente generación y el último trabajo de Naughty Dog, que vuelve a repetir tanto en éxito como en críticas tras la brillante trilogía que protagoniza Nathan Drake, Uncharted.

En The Last of Us viviremos la aventura de Joel y Ellie, dos seres muy distintos entre sí pero que verán cómo se unen sus caminos en un intento de sobrevivir en el apoteósico mundo en el que transcurre la aventura. La evolución de una suerte de hongo ha comenzado a afectar a las personas, transformándolas en lo más parecido a un zombie que nos podamos imaginar y llevando la situación hasta un punto extremo en el que el caos reina sobre la cordura y en el que no existen amigos, sólo enemigos y amenazas, tal y como podéis leer en nuestro análisis.

Pues bien, un nuevo hongo ha llegado a The Last of Us, y no es otros que un buen puñado de bugs que acompañan al título de lanzamiento, impidiendo en algunos casos incluso guardar la partida. Algunos de estos errores son pasables, como el mal ajuste de algunos sonidos, que tapan los diálogos hasta puntos insospechados, pero otros son bastante más importantes y graves, como el antes mencionado de las partidas.

Para comprobar si habéis sido 'infectados' por el bug, podéis entrar en el menú de pausa de The Last of Us en medio de la partida y echarle un vistazo al símbolo de autoguardado. Si os muestra la hora de la última vez que el sistema ha guardado vuestra partida, habéis tenido suerte, pero si en vez de ello os muestra constantemente el mensaje de que está realizando el autoguardado y que esperemos hasta que termine, tenéis un problema.

Hace escasos minutos, algunos de los responsables de Naughty Dog han comunicado por Twitter que el supuesto bug no era tal, sino un problema con los servidores de la compañía. Aconsejan reiniciar la partida y continuar la campaña, lo que en un principio debería corregir el temido error. Aun así, nosotros os recomendamos que optéis por guardar manualmente siempre que podáis para evitaros sorpresas desagradables. ¿Alguno ha tenido una mala experiencia con los bugs en The Last of Us hasta la fecha?