Lluvia de críticas a DC tras contratar a Scott Card

La casa de Batman y Superman está recibiendo fuertes presiones en Norteamérica tras haber contratado al famoso escritor para guionizar una serie de Superman. ¿El motivo? Orson Scott Card es un reconocido activista contra el matrimonio homosexual.

Hace poco se sabía la decisión de DC comics de encargar los guiones de la serie de Adventures of Superman al célebre escritor de ci-fi Orson Scott Card, cuyo Juego de Ender veremos en la gran pantalla dentro de poco.

Sin embargo este rumbo parece que le ha servido a la editorial para que una parte del mundillo cultural yanki, perteneciente al sector más progresista, rápidamente haya puesto el grito en el cielo y mostrado su descontento llamando al boicot contra ella, contra la serie de Superman y contra el propio Card. La razón de esto se debe a que el escritor es un conocido activista en contra del matrimonio homesexual, que además se declaró abiertamente anti-gay  hace más de dos décadas. Y eso sin contar con manifiestos muy duros en contra de las relaciones entre personas del mismo sexo, llegando a señalar (según nos consta) que "los homosexuales son fruto de abusos y violaciones".

Así, una de las voces más feroces ha sido la del actor Michael Hartney, un conocido fan de Superman, quien señalaba en una carta dirigida a DC lo siguiente:

"Si fuera un negacionista o un supremacista blanco, entonces no habría discusión. Contratar a ese tipo de escritor sería una vergüenza para la compañía. Pues bien, Card es una vergüenza para tu compañía, DC. ¿Y de todos los personajes para los que podrías haberle contratado, le das Superman? El personaje que me enseñó a ser un ejemplo, a hacer lo correcto incluso cuando es difícil; e incluso cuando no hay esperanza. Eso es un insulto. Los niños se matan entre ellos, se matan entre ellos en un clima de intolerancia y homofobia pública fomentada por gente como Orson Scott Card. No tenéis que contribuir a ésto. No deberíais y no podéis".

Por su parte, otros autores del mundo del cómic mostraban también su rechazo. Por ejemplo, Phil Jimenez, dibujante de Astonishing X-Men, tras haber llamado por Twitter al boicot, celebraba que el cómic de Scott Card no fuera a ser impreso y que solo fuera a editarse una versión digital

Mientras, Mark Millar, conocido por su ideología liberal-progresista, concluía ayer en la misma red social la siguiente reflexión, llamando a la tolerencia entre las partes:

Finalmente, también el conocido guionista Dale Lazarov, abiertamente homosexual,ofrecía otro punto de vista, similar al del escritor escocés, autor de Kick-Ass:

"Sé que Orson Scott Card es un rabioso homófobo desde principios de los 90. Pero pedir que se le niegue el trabajo por ser un homófobo es ir demasiado lejos. Pedir discriminación en el trabajo por cualquier razón es contraproducente para todos aquellos que quieran acabar con la discriminación para ellos mismos".

Por su parte, hasta el momento, DC comics no ha hecho ninguna declaración al respecto. Y de su silencio colegimos que la serie seguirá adelante con Scott Card a bordo.

Fuente: Comic Book Movie