Los ex-Infinity Ward 'siguen mosca'

Siguen las acusaciones y el proceso judicial, contra Activision, de algunos ex-miembros de Infinity Ward (creadores de la saga Call of Duty). Según afirman en este artículo de Develop-Online, los supuestos afectados se quejan ahora de una especie de estado policial que les presionaba para cumplir fechas y hasta se valió de agentes de seguridad para controlar la salida de información desde las oficinas de la productora.

Esta situación se une a la petición de bonus que, al parecer, no fueron pagados tras el éxito comercial de Call of Duty Modern Warfare 2, cuya petición asciende a 216 millones de dólares, casi nada. Mientras tanto, el nuevo estudio formado por miembros destacados de Infinity Ward, Respawn Entertainment, sigue su camino bajo el amparo de Electronic Arts.

Las últimas predicciones al respecto indican que pueden dar el salto al espacio y plantarle cara a la mismísima saga Halo, en su propio terreno, aprovechando la crisis de personalidad y orfandad que parece atravesar la obra de Bungie. Además, si cuentan con el dinero de Activision para apoyar su proyecto...

Ir a la ficha Escribe tu análisis