Lotería Navidad 2015: así es el anuncio creado mediante animación en 3D

El próximo 22 de diciembre asistiremos a uno de los grandes eventos nacionales por excelencia: el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad que lleva celebrándose de forma ininterrumpida desde 1812. Hoy mismo ha tenido luchar la presentación de dicho acontecimiento en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en un acto que ha comenzado con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los atentados de París.

Inmaculada García Martínez, presidenta de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) ha dado a conocer el enorme premio de este año: 160 millones de décimos sacarán a sorteo un total de 2.240 millones de euros en premios.


El spot televisivo, de tres minutos y medio de duración, quiere reflejar "el anhelo humano de compartir", según ha explicado. El lema, de hecho, es el mismo que el de la campaña de 2014: "El mayor premio es compartirlo". La pieza, realizada por primera vez en animación por ordenador es obra de la agencia Leo Burnett y recuerda en la concepción de los personajes a la película de Pixar Up.

 

El protagonista de la campaña de la Lotería de Navidad, Justino, es un guardia de seguridad nocturno que trabaja una fábrica de maniquíes que pasa las noches en soledad con la única compañía de estos inanimados personajes con los que interactúa para animar a sus compañeros de trabajo. Todos ellos encuentran un maniquí que les saca una sonrisa por algún motivo especial hasta que, tras la celebración del sorteo de Navidad, encuentra una sorpresa inesperada.

 

Uno de los principales ejes de la campaña de este año es que será activa en redes sociales: El Pilar, que así se llama la fábrica en la que trabaja Justino, tendrá su propio perfil en Facebook y las noches de Justino podrán seguirse en tiempo real a través de su cuenta de Instagram @justino_vigilante. Este año como veis se ha optado por un anuncio emotivo y solidario, como el que tanto nos emocionó el año pasado, dejando de lado el tono del de hace dos años, del que todavía recordamos las sonadas parodias.