Lugares malditos que han sido escenario de películas de terror

Repasamos algunas polémicas producciones cinematográficas en las que lugares considerados como malditos que han sido escenario de películas de terror como El proyecto de la Bruja de Blair o Expediente Warren.

¿Qué sería de una película de terror sin una buena ambientación? Es un género muy susceptible a incorporar elementos reales o a capturar "el lado mágico" de los lugares en los que se rueda.

Esta semana en HobbyCine nos hemos puesto un poco tenebrosos porque nos hemos decidido a recorrer los lugares malditos que han sido sede de rodajes o bien que han inspirado relatos de terror en los últimos años.

¿Sabéis dónde se rodó El proyecto de la bruja de Blair? ¡Ya hemos visto además el tráiler de la tercera entrega de la saga! 

Os lo contamos y también todas las curiosidades e historias paranormales que se narran de lugares que han servido de localización en películas como El bosque de los suicidios, Death Tunnel, The Devil Complex o Maleficio.

Si sobrevivís a los sustos, lo mismo hasta os da por investigar más sobre estas películas de terror mientras os preparáis para el estreno de Nunca apagues la luz, una cinta que también ha traído consigo una historia espeluznante. La sinopsis narra que Rebecca (Teresa Palmer) abandonó su casa pensando que así dejaba atrás su miedo a la oscuridad, pero ahora su hermanos Martin (Gabriel Bateman) está experimentado los mismos escalofriantes sucesos que casi la vuelven loca cuando era una niña. Ambos se verán amenazados al ser perseguidos por una extraña y peligrosa criatura que solo aparece cuando reinan las sombras.

Durante la pasada Comic Con de San Diego, Maria Bello explicó que la casa en la que rodaron pertenecía a una familia normal: "Quiero dejar claro a todo el mundo que nosotros somos la que la hicimos parecer aterradora. Ellos no tenían una casa aterradora y no hay ningún fantasma en esa casa", añade.

Sin embargo, después del rodaje han ocurrido cosas extrañas y de hecho, los intépretes creen que el rodaje ha podido dejar entrar a algún huésped no deseado en la vivienda. "Una semana después de que rodásemos la escena en el sótano me llamó un amigo diciendo, 'pon las noticias'", contó Alexander Dipersia, otro miembro del reparto. "Y la casa estaba quemándose, justo después de terminara de rodar. El humo estaba saliendo del sótano. Nosotros maldijimos ese lugar", concluye.

¿Escalofríos? Pues esperad a ver la película el próximo 19 de agosto...