Mad Max: furia en la carretera y la historia del guitarrista Coma the Doof Warrior

Mad Max: furia en la carretera ha irrumpido con fuerza en la cartelera española y Coma, the Doof Warrior, ya tiene una legión de fans... Descubre por qué.

Mad Max: furia en la carretera sigue sumando recaudación y lleva ya unas cuentas que superan los 110 millones de dólares en la taquilla mundial. En gran parte, el éxito se lo debe a su endiablado ritmo y a su galería de personajes, entre los que se ha vuelto tremendamente popular el músico que tocaba apasionadamente rodeado de amplificadores una guitarra de doble mástil rematada por una bocanada de fuego.

Para que os lo vamos a negar, es imposible no rendirse ante este exageradísimo guerrero llamado Coma, the Doof Warrior. ¿Quién le dio vida en la ficción? Pues, como no podía ser de otra forma, un músico real: el australiano Iota al que también pudimos ver en el remake de El gran Gatsby.

Pero, ¿cuál es la historia de Coma? ¿Cómo se termina tocando de noche y de día en medio del estruendo de los motores de Inmortan Joe? Él mismo ha desvelado el pasado de Coma: “Sí, sé que George [Miller] dijo que Immortan Joe encontró a Coma en una cueva y le acogió bajo su protección y aprendió a ser músico. Yo he embellecido la historia”, explica Iota.

“Básicamente, mi historia es que Coma fue encontrado con la cabeza de su madre después de ser asesinada. Immortan Joe le encuentra y Coma le arranca la cara a su madre y se hace una máscara con ella, para honrarla cuando va a la guerra”, concluye.


El propio Iota ayudó a construir al personaje de Coma y, de hecho, su traje rojo fue idea suya. Repecto a su volveremos a verlo, todo indica que no será así. Miller trabaja ya en Mad Max: The Wasteland, la secuela de Furia en la carretera, pero él tiene claro que 

con una “es suficiente” y que una película más con su personaje “lo arruinaría”.

 

Es más que probable que tenga razón, aunque quién sabe si no lo podríamos ver dando vida a otro personaje, ¡a fin de cuentas no le vemos la cara! En cualquier caso toda nuestra admiración hacia este músico y actor que acudió a la audición para el papel de Mad Max: furia en la carretera cuando supo que sería "una mezcla entre Keith Richards y un espantapájaros". ¡Aplausos, por favor!