La magia ASCII vuelve con Candy Box 2

Si perdiste muchas horas útiles con Candy Box en tu navegador, quizá te alegre saber (y a tu jefe no) que su secuela, Candy Box 2, ya está disponible.

Se ha hecho de rogar, pero aniwey ha vuelto a la carga tras esa genialidad que responde al nombre de Candy Box y ahora vuelve a hacer alarde de su habilidad para desarrollar juegos simples y adictivos con su continuación, Candy Box 2, que desde ayer está esperando ansiosamente a poner a prueba vuestros navegadores.

La fórmula de Candy Box 2 no ha cambiado demasiado desde su antecesor: nos encontramos ante un título de navegador totalmente ASCII en el que cada segundo importa, ya que ganaremos caramelos y piruletas en tiempo real, que son la piedra angular de su jugabilidad. Los caramelos hacen de moneda de cambio en las tiendas y también sirven para comérnoslos y así subir de nivel y mejorar nuestra vida, algo vital (nunca mejor dicho) para sobrevivir a los combates que nos aguardan.

En la piel de \o/, el intrépido e introvertido protagonista de esta aventura, tendremos que descubrir qué misterios esconde la caja de los caramelos, recorriendo así el ancho mundo de Candy Box 2 buscando una respuesta, además de luchando contra bestias fantásticas y completando misiones secundarias tales como limpiar un sótano de ratas (al más puro estilo RPG) o jugar al tres en raya con una ardilla virtualmente invencible, entre muchas otras aventuras y miniuegos.

En lo que respecta a novedades, Candy Box 2 ofrece una mayor libertad a nivel jugable, un importante paso adelante en lo que respecta a las opciones del juego (posibilidad de invertir los colores de la pantalla, disponer de cinco ranuras de guardado y la capacidad de establecer un guardado automático cada 10 minutos), sin olvidar el paso adelante en lo que respecta al apartado gráfico. Sencillo pero carismático y bonito.

Así que ya sabéis, si sois de los que por una u otra razón os pasáis el día en el ordenador, no olvidéis que podéis estar farmeando en una pestaña paralela en Candy Box 2, el segundo advenimiento de la procrastinación hecha juego. Y recordad, lo mejor que podéis hacer es no menospreciarlo por su aspecto técnico. Os llevaréis una sorpresa.