Magic Duels Orígenes, así se juega

Magic The Gathering llegó mucho antes que Heartstone, por supuesto en el terreno de las cartas físicas donde es la referencia del juego desde hace muchos años y también en los medios digitales, porque aunque no lo parezca llegó antes que el juego de cartas de Blizzard al mercado, pero por alguna razón no han sabido sacarle el partido necesario a la reputación obtenida durante estos años para ganar la batalla a Blizzard. Así que ha llegado el momento en el que se hacía necesario un reboot del juego para acercarlo a los jugadores menos experimentados y a aquellos que les intimidaba el mundillo de Wizards of the Coast.


Antes de que durante este mes de julio salga definitivamente a la calle Magic Duels Orígenes, os vamos a contar como se juega y mostrar una partida muy sencilla donde podemos ver algunas de estas claves que hoy os contamos

Las tierras son la base del juego

Como es norma en este tipo de juegos, donde otros usan maná para poder lanzar cartas al tablero, en Magic Duels Orígenes se trata de hacer acopio de tierras para poder lanzar las cartas más complejas al tablero de juego. Este maná se conoce como tierras, pueden ser de agua o tierra por ejemplo. Es el aspecto de mayor importancia, ya que depende del número de cartas que tengamos de este tipo la posibilidad de lanzar más o menos cartas poderosas al tablero en cada turno.


En cada turno podremos gestionar las tierras, lanzar cartas y posteriormente atacar con ellas, estos son los pasos básicos de cada uno de nuestros turnos. Cada uno de los personajes contendientes tiene 20 vidas, el objetivo es acabar con esas 20 vidas antes que nuestro adversario lo haga con nosotros, ¿sencillo?


Para ello debemos usar principalmente cartas con poder de ataque, que son la mayoría de las que conforman los mazos del juego. Éstas cartas tienen unos valores determinados de ataque y defensa, por lo que cuando una carta con 3/2 de atributo ataque a otra con 2/3, ambas cartas “morirán” e irán a parar al cementerio, que básicamente es un mazo con todas las cartas que vayamos perdiendo.


Así que para lanzar una carta al tablero, primero hay que tener las tierras del tipo que necesite este personaje, lanzarlas al tablero, y acto seguido hacerlo con la carta que queramos lanzar. Este es básicamente el procedimiento que haremos una y otra vez en cada turno, con el objetivo de acumular el mayor poder destructivo posible en el campo de batalla.

Combate por turnos

Una vez pasado nuestro turno, entra en juego nuestro oponente, aunque nosotros tendremos mucho que decir también durante su turno, si hemos sabido administrar nuestras cartas sobre el tablero. Y es que aunque nuestro enemigo tiene las mismas fases cada turno, cuando quiera atacar a nuestro personaje para reducir sus 20 vidas, tendremos la posibilidad de bloquear sus ataques.


Para esto debemos tener cartas en el tablero sin girar, y ¿esto qué quiere decir? Pues que para bloquear a un enemigo, debemos haber conservado nuestra carta sin atacar el turno anterior, ya que cada vez que usamos tierras, y posteriormente una carta para atacar a un enemigo en el tablero, esta se queda girada y no puede utilizarse hasta el siguiente turno.


Por lo que si no hemos girado la carta, podremos bloquear su ataque e impedir que no ataque a nuestro héroe, no perdiendo vidas e infligiendo todo el daño a las cartas del tablero. Este es un aspecto clave del combate, ya que a veces es mejor sacrificar un ataque para poder bloquear el ataque de nuestro oponente en el siguiente turno.

Lanzar un hechizo puede salvarnos el pescuezo

Como os hemos explicado, las cartas con atributos de ataque y defensa son las más comunes, pero existen otras muchas que realizan acciones especiales en forma de hechizo, y que nos permitirán eliminar a enemigos problemáticos de un plumazo.


Sería imposible enumerar aquí todos lo que podemos hacer con los diferentes hechizos y propiedades especiales que tienen los centenares de cartas de Magic, pero sí que podéis haceros una idea de para qué sirven.

Muchas veces nos encontramos con demasiadas cartas enemigas en el tablero que no podemos contrarrestar con el poder de ataque de nuestras cartas, tan siquiera bloqueándolas. Así que para poder contrarrestarlas, existe este tipo de cartas hechizo, que dependiendo de su poder de devastación nos costarán más o menos tierras.

De esta manera podremos lanzar hechizos que manden a una carta enemiga directamente al cementerio, otras que aumenten durante ese turno tanto el poder de ataque como de defensa, la posibilidad de girar cartas que no hayan realizado movimientos aún y así evitar que nos ataquen durante ese turno etc…

Con esto lo que os quiero explicar es que Magic Duels Orígenes no se limita a poner en el tablero cartas a saco y atacar al héroe contrario, sino que además tendremos que planificar bien el turno del contrario, así como el número de tierras disponibles para realizar magias y hechizos que debiliten el poder de ataque enemigo previamente.

Sin duda son las cartas que diferencian un buen mazo de otro malo, de un jugador experto de otro novato, y sobre todo las que dan carácter a nuestra forma de jugar contra otros oponentes, ya sean de la IA o reales.

Gestionar mazos de cartas a nuestro gusto

Ya lo repasaremos en nuestro análisis final, pero lo que está claro es que Stainless Games ha querido que este reboot denominado Magic Duels Orígenes sea mucho más accesible para todos los jugadores, y en ello es básico la gestión de los mazos. Esta ahora es incluso más sencilla que la de Magic 2015 Duels of the Planeswalkers, con una opción para crear estos mazos de forma automática en base a unos parámetros muy sencillos.

Resumiendo, este Magic Duels Orígenes es una nueva vuelta de tuerca en la saga encaminada a que lo disfruten un abanico mucho más amplio de jugadores respecto de que hasta ahora se dirigía, de hecho llegará a plataformas móviles, PS4, Xbox One y PC. Magic Duels Origins es tan bueno como los demás juegos de la saga, pero dentro en él caben todo tipo de jugadores, y por supuesto, puede mirar de tú a tú a Hearthstone Heroes of Warcraft. Nos vemos en su análisis con detalles acerca de sus modos de juego y la evolución de nuestro personaje.