Máquinas recreativas de ayer y anteayer

Para algunos, parece que los videojuegos empezaron a exisitir hace apenas unos años. Sin embargo, su historia es larga. Tanto, como las primeras máquinas recreativas que entretuvieron a los niños – y mayores…- desde el siglo XIX. Puede que incluso antes.

Como muestra, nos hemos acercado al Museo Mecánico, en la ciudad de San Francisco, que tiene una de las mejores colecciones privadas del mundo. Con más solera que la de José Luis Sanz…aunque parezca increíble. La excusa de contar con la Game Developers Conference a unos pocos cientos de metros ha sido totalmente válida para traeros este documento gráfico (y casi sonoro) que seguramente despierte la nostalgia de nuestros lectores más viejunos.

Desde un Pong a pleno rendimiento y algunos pinballs, el repertorio del museo incluye cientos de máquinas con mecanismos que funcionan a cuerda o con electricidad. Un equipo de técnicos se encarga de tener todo el Musee Mecanique en plena forma. Con los ancestros de nuestros FIFAs, NBAs o Gran Turismos, parece increíble que la forma de jugar con algunos de estos 'engendros mecánicos' sea tan similar a la de los últimos títulos que aparecen en los teléfonos móviles más potentes. En cuanto a diversión, sólo tenéis que creernos al decir que nos lo hemos pasado en grande con varias de las máquinas expuestas. Está claro que la jugabilidad no está reñida con los gráficos... ¿gráficos?