Marvel anuncia nuevas historias para los videojuegos alejadas del canon cinematográfico

Universo Marvel

Con unos beneficios de más de 10 mil millones de dólares, el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) se ha convertido en una de las franquicias con más éxito de la historia del cine. Éxito que seguramente volverá a repetir en 2017, con el estreno de tres títulos muy prometedores: Guardianes del a Galaxia Vol.2, Spider-Man: Homecoming y Thor: Ragnarok. Todo ello sin contar con las distintas series que la Casa de las Ideas prepara para Netflix y ABC este año.

Teniendo en cuenta este éxito, algunos nos preguntamos por qué este universo no se ha trasladado a los videojuegos con más frecuencia. Mientras que los juegos basados en personajes de Marvel Comics son una tradición que se remonta a los primeros tiempos de las consolas, la cantidad de juegos basados en el UCM con licencia oficial se puede contar con los dedos de la mano. Tan siquiera el estreno de Los Vengadores en 2012 trajo consigue un nuevo videojuego, algo que parece difícil de entender.

Las mejores camisetas de Marvel

Por todo ello, Marvel decidió, el año pasado, dar un empujón a su división de videojuegos y anunció el lanzamiento de juegos basados en la nueva estrega de Spider-Man y en la secuela de Guardianes de la Galaxia. Lo que ha provocado que muchos fans se plantean si estas nuevas entregas estarán ligadas al canon establecido por el Universo Cinematográfico de Marvel.

Hace unos días Bill Rosemann, director creativo de Marvel Games, aclaró, durante una entrevista para IGN, que sus juegos no se verán limitados por el canon impuesto por el UCM. "Queremos dar a nuestros socios libertad para hacer y escoger lo que más les interese del mundo Marvel. Es como si les dijéramos: 'Hey usted es el cocinero, así que hay tiene todos los ingredientes para preparar un buen plato. Escoja los que más le gusten y haga algo completamente nuevo’. Queremos que todos nuestros juegos cuenten una historia original. Queremos que nuestros socios pongan toda pasión en los juegos”.

Además, Rosemann mostró su deseo de que los juegos no influyan, de ningún modo, en el calendario de las producciones cinematográficas. "No vamos a apresurar las cosas, no vamos a hacer juegos antes de que terminen de rodar las películas. Tampoco vamos a tratar de hacer juegos que se adapten a las películas”.

La preocupación de Rosemann parece bastante lógica, si tenemos en cuenta la cantidad de videojuegos basados en películas que han sido un desastre por tener que acelerar su desarrollo y así coincidir con el estreno cinematográfico. Si bien es cierto que esto no ocurre tan a menudo como pasaba en la época de los 16 bits, se agradece que Marvel decida optar por esta estrategia. 

Lecturas recomendadas