Más bestias de Dragon's Dogma Dark Arisen

No es, ni mucho menos, las primeras noticias que recibimos en forma de bestiario para Dragon’s Dogma Dark Arisen. De hecho, la semana pasada os mostremos tres nuevos enemigos que pondrían en más de un apuro a nuestro Arisen y sus peones: El pyrosáuro, el minotauro y la mismísima Muerte. En este nuevo tráiler de esta expansión con mayúsculas,  tenemos tres nuevos tipos de enemigos que, viéndolos en acción, parecen muy duros de roer.

El primer enemigo parece el más factible de todos porque los jugadores de Dragon’s Dogma saben de sobra apañárselas con criaturas aladas después de sufrir lo que no está escrito con las harpías. En esta expansión habrán dragones rojos, eso sí, de reducido tamaño pero no menos peligrosos. El segundo enemigo es una especie de caballero con poderes mágicos. Su armadura se despedaza en partes para esquivar los ataques enemigos. Éste sin duda parece un hueso difícil de roer. El tercer y último enemigo es un enorme gusano con un ojo dentro de la boca, sin duda será su punto débil para liquidado, la pregunta es: “¿Cómo subo yo hasta ahí arriba?” imaginamos que debilitándolo antes, esquivando sus acometidas en forma de tentáculos que salen proyectados del suelo o esquivando los rayos que lanza por su boca.

Dragon’s Dogma Dark Arisen llegará el próximo 26 de abril para PS3 y Xbox 360 en formato físico, junto al título original y a un precio algo más reducido de lo habitual. Se desconoce si el parche llegará en forma de descarga digital aunque lo más normal, para los poseedores del Dragon’s Dogma original es que así sea.